Coronel Suárez no sale del estupor



#

CORONEL SUÁREZ.- Esta ciudad está conmovida. La aberrante denuncia realizada por la mujer oriunda del Valle Medio rionegrino, quien el lunes por la mañana logró escapar de su cautiverio, mantiene en vilo a todo un pueblo. Debido a las características del aberrante hecho, tomó intervención la Unidad de Instrucción y Juicio Nº 14 (de delitos sexuales), la que decidirá en conjunto con el juzgado de Garantías la situación procesal de los implicados. A las 8.20 de ayer, la periodista Alicia Estefanía Heit de 29 años ingresó en las oficinas judiciales de Estomba 127, de Bahía Blanca, custodiada por una comisión policial, para luego negarse a declarar. Heit está acusada de abuso sexual y privación ilegítima de la libertad de Sonia Marisol Molina, a quien (junto a su pareja, Jesús Olivera, quien se encuentra prófugo) violaron y torturaron durante tres meses en el domicilio de Grand Bourg 1823. Anoche se indicó que Olivera se entregó a la policía en la vecina localidad de Carhué, pero no se dieron a conocer mayores detalles. La mujer acusada es una reconocida periodista, ya que conducía el noticiero de Canal 4 de Cablevisión de Coronel Suárez. El comisario Rubén Fernández manifestó que todo el pueblo continúa consternado. La periodista “es la cara visible de un canal de televisión, una persona famosa en Suárez. Es un tema que nos sorprende a todos, realmente”, manifestó. “Lo que más llama la atención es que en el barrio nadie había visto nada. Su marido, identificado como Jesús Olivera no es oriundo de Coronel Suárez”, agregó. Por último, señaló que Olivera pertenecería a una secta religiosa y que han secuestrado diversos elementos y videos que serán observados por la fiscal. Ayer se indicó que los vecinos conocían poco y nada a Olivera. “Era un hombre con un perfil sumamente misterioso, que se dejaba ver poco y nada” sostuvieron algunos vecinos. Por su parte, Mónica Santander, madre de la mujer secuestrada, comentó –momentos antes de partir en busca de su hija Sonia– a medios de Río Colorado, que en el mes de mayo se había ido por su propia voluntad hacia la ciudad de Santa Rosa para estudiar. Luego de días sin contestar llamadas ni mensajes de texto, se realizó la denuncia policial en Río Colorado y era intensamente buscada. “Apenas se fue y antes de perder contacto nos cansábamos de mandarle plata, y la pareja que ahora está acusada le hizo vender la casa y todo lo que tenía” declaró.

La periodista Alicia Estefanía Heit al llegar a los tribunales, donde se negó a declarar


Comentarios


Coronel Suárez no sale del estupor