Correa cumple con los pronósticos

Otra vez respondió bien. Fue segundo en su serie y avanzó a la semi en K-1 500 metros.

Javier Correa sigue con su paso a paso. Ayer a la madrugada se metió en las semifinales de K-1 500 metros. Ahora irá en busca de las finales en las dos categorías en la que participa en sus terceros Juegos Olímpicos.

El rionegrino volvió a cumplir. Logró el segundo puesto en una de las series eliminatoria con un tiempo de 1m 38s 67/100, quedando a 1s 08/100 del holandés Adam van Koeverden.

Correa no arrancó bien, pero en los primeros 250 metros tomó la punta dela prueba que la mantuvo hasta cerca del final, cuando no le opuso resistenca a van Koeverden y prefirió guardar energías para lo que se viene.

Hoy a las 2.30 tendrá la "semi" en K-1 1000 metros. Participará en la segunda, donde tendrá como rivales a Benjamin Lewis (Estados Unidos); Sebastián Cuattrin (Brasil); Adam van Koeverden (Canadá); Roland Kokeny (Hungría); Emanuel Silva (Portugal); Andrea Facchín (Italia); Babak Amir Tahmasseb (Francia), y Jernej Zupancic Regent (Eslovaquia).

En tanto, mañana a la misma hora buscará la final en la misma especialidad, pero en 500 metros.

Cada una de las finales del canoaje están compuestas por nueve participantes.

Correa, siete veces dueño del Olimpia de plata, dos subcampeonatos mundiales y ganador de seis medallas de oro en los Juegos Panamericanos, señaló que "estoy conforme con lo que hice, la idea fue salir rápido para buscar una buena posición para encarar mucho mejor la final. Estoy bien, contento con mi actuación". (Ver aparte).

Por su parte, la chaqueña María Fernanda Lauro también consiguió su lugar en las semifinales de K1-500 femenino.

Lauro finalizó sexta en la primera serie de la preliminar. La argentina marcó 1m 59s 47/100, a casi diez segundos de la ganadora, la alemana Katrin Wagner.

 

"No hay margen de error"

"En 500, a diferencia de los 1000, no hay margen de error, no hay táctica. Simplemente es quién va más rápido, no hay descanso", comentó Javier Correa en declaraciones televisivas después de asegurarse un lugar en semifinales.

"Como en los 500 metros nadie pasa a la final directamente, la meta era buscar una buena posición y la conseguó", destacó el palista, quien fuera quinto en los mil metros de los Juegos de Sydney en 2000.

El viedmense, quien hoy buscará su pase a la final en mil metros y mañana en 500, afirmó que "las pruebas son duras, cada regata está siendo interesante. Ahora sólo quiero descansar".


Comentarios


Correa cumple con los pronósticos