Corta vida del plebiscito sobre Chávez

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela había convocado ayer a un plebiscito no vinculante sobre la posibilidad de que el presidente deje el poder en forma anticipada. La medida se adoptó tras recibir 1.500.000 firmas pidiendo el referéndum. Pero luego el Tribunal Supremo de Justicia anuló la convocatoria.



a
Caracas .- El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela declaró improcedente ayer un recurso introducido por el Consejo Nacional Electoral que habría permitido la realización de un referendo consultivo sobre la permanencia del presidente Hugo Chávez en el poder.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) había oficializado para el 2 de febrero la convocatoria a la consulta, que fue solicitada a principios de noviembre por la oposición.

Pero la Sala Constitucional del TSJ ratificó su dictamen que exigía la toma de decisiones por mayoría calificada de cuatro de los cinco miembros del CNE.

Grupos de activistas que apoyan al gobierno habían exigido al TSJ que declarara el referendo inconstitucional.

El vicepresidente José Vicente Rangel había dicho que la decisión del CNE, tomada con el voto favorable de tres de sus miembros, la abstención de uno y la ausencia voluntaria de otro, era un “golpecito de Estado legal”.

El directivo del CNE Rómulo Rangel, quien se había abstenido en la votación, estima que la decisión del TSJ equivale a anular el referendo.

El CNE había apoyado el proyecto de resolución, “que se refiere a la decisión de convocar al referéndum consultivo, para el día 2 de febrero”, dijo Alfredo Avella, presidente del CNE, tras finalizar la verificación “exhaustiva” de las firmas -un millón y medio- que fueron presentadas el 4 de noviembre ante el CNE.

No obstante, la convocatoria de la consulta dividió a los cinco integrantes del CNE, tres de los cuales decidieron su realización, mientras los otros dos se pronunciaron en contra.

Para el vicepresidente venezolano, la decisión del Consejo Nacional Electoral de aceptar la convocatoria a un referéndum consultivo “es un 11 de abril electoral, es un golpecito”, y aseguró que la estrategia del gobierno frente a esto “estará en función de la ley”.

Afirmó Rangel que es una “sentencia nula, porque desconoce una resolución del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que obliga a que las decisiones del CNE se tomen por mayoría calificada (cuatro a uno), pero tomaron una decisión tres a dos. Es un verdadero atraco a la constitucionalidad democrática”, según informó la agencia Globovisión.

La consulta popular fue solicitada por la oposición a Chávez, quien por su parte rechaza la validez del referéndum porque según la Constitución venezolana una consulta de ese tipo sólo puede realizarse una vez cumplida la mitad del mandato presidencial, es decir, en agosto de 2003.

Además, Rangel criticó el proceso de verificación de firmas, que calificó de “parcial”, y dijo que el lapso para preparar el referéndum es innecesario y los recursos para materializarlo “no están asegurados”. (Télam-BBC)

Freno en el Congreso

La bancada oficialista del Congreso de Venezuela inició ayer un proceso legislativo para cambiar las autoridades electorales, en otro intento por detener el referéndum consultivo sobre la permanencia del mandatario Hugo Chávez en el poder, que decidió el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Los diputados oficialistas, mayoría en el Congreso, iniciaron una sesión para proceder a la conformación de un comité de postulaciones encargado de presentar a los nuevos candidatos para ocupar la directiva del CNE .

De acuerdo a la Constitución aprobada en 1999, un comité de postulaciones conformado por diputados deberá proponer al Congreso los nombres presentados por distintos sectores sociales para dirigir al CNE. Chávez trató recientemente de impedir la convocatoria al referéndum consultivo pedido por la oposición con un recurso legal para invalidar a las autoridades electorales que fue desestimado por el Tribunal Supremo de Justicia.


Comentarios


Corta vida del plebiscito sobre Chávez