Cortan todas las vías de comunicación terrestres con Uruguay

Son los puentes de Colón, Concordia y Gualeguaychú.

Los tres únicos pasos terrestres entre Argentina y Uruguay quedaron interrumpidos ayer a raíz de la protesta coordinada de las asambleas vecinales de Gualeguaychú, Concordia y Colón en rechazo de la instalación de dos plantas de pasta de celulosa en la ciudad uruguaya de Fray Bentos.

Los asambleístas de Gualeguaychú fueron los primeros en iniciar las medidas de protesta a las 18, cuando interrumpieron la circulación vehicular sobre el puente General San Martín que comunica esa ciudad con la uruguaya Fray Bentos.

A las 20, en tanto, se sumaron los cortes en los puentes que comunican las ciudades argentinas de Colón y Concordia con las localidades uruguayas de Paysandú y Salto, respectivamente, y concretaron la interrupción total de los pasos a Uruguay.

Este hecho, el corte de toda comunicación terrestre entre los dos países, ocurrió por primera vez desde que se desató la crisis de las papeleras. «Queremos llamar la atención sobre la necesidad de que se paralicen las obras. Va a haber medidas sorpresivas durante el fin de semana como parte de la campaña de concientización contra el daño que producirá la instalación de las plantas», señaló desde Concordia Paulino Segovia, coordinador de las tres asambleas vecinales.

Los asambleístas no anticiparon el horario en que se restablecerá el paso vehicular, pero advirtieron que habrá otras «medidas sorpresivas» durante el fin de semana.

Sin embargo trascendió que la protesta se puede extender «por lo menos hasta media tarde de mañana sábado (por hoy)».

En Colón se realizó una caravana hasta la vera del río Uruguay donde comienza el puente José Artigas, y el corte será «intermitente», ya que se permitirá en forma periódica el paso vehicular, confirmó  la asambleísta Gisela Elarde.

Estas medidas coinciden con el comienzo del fin de semana y el recambio turístico de mitad de mes, en una decisión que busca dar «impacto» a las protestas que vienen realizando desde hace varios meses las organizaciones vecinales y ambientalistas de Entre Ríos para rechazar la instalación de las papeleras.

Las papeleras pertenecen a la compañía finlandesa Botnia y a la española Ence, y se construyen sobre la costa oriental del Río Uruguay, con el objetivo de la fabricar pasta de celulosa, que las organizaciones ambientalistas rechazan por los daños que podrían producir en el medio ambiente.

El gobierno entrerriano también mantiene una fuerte posición de rechazo a las condiciones en que se instalarán las papeleras y el gobernador Jorge Busti firmó ayer la denuncia que presentará el estado provincial por «tentativa de contaminación» contra los empresarios de Botnia y Ence.

Por su parte, el gobierno nacional planteó en varias oportunidades su exigencia al Uruguay para que explicite el por qué de la elección de Fray Bentos para la ubicación de

las papeleras, una ciudad ubicada enfrente de Gualeguaychú.

El corte más numeroso se realizó en Gualeguaychú, donde, a partir de las 18, se ubicaron cerca de 200 vehículos sobre el kilómetro 27 de la ruta nacional 136, el acceso al puente General San Martín.

Algunas familias decidieron instalar carpas para pasar la noche sobre la ruta, mientras que la mayoría se dispuso a acomodarse en sus vehículos, mate en mano, con una discreta custodia de Gendarmería.

Mientras tanto, los intendentes de los 19 departamentos del Uruguay emitieron una declaración de «total y absoluto respaldo» a la instalación de las dos plantas. El documento se firmó en Fray Bentos e incluye cinco puntos, en los que se declara el «más absoluto y total respaldo a la instalación de las plantas productoras de celulosa», y se destaca que son «conocedores de la seriedad y el respaldo técnico con que ha actuado el país en el tema». (DyN/Télam)

Ya está la denuncia penal

El gobernador Jorge Busti suscribió ayer la denuncia penal que la semana próxima presentará el estado entrerriano contra los directivos de las empresas celulósicas Botnia y Ence, que llevan adelante los proyectos de construcción de dos plantas de celulosa en Fray Bentos, frente a Gualeguaychú.

El mandatario firmó el documento ante el escribano mayor de gobierno durante una conferencia de prensa que ayer ofreció en la capital entrerriana.

Una de las denuncias está propiciada por el gobernador Busti y el vicegobernador Pedro Guastavino y una segunda será presentada en forma conjunta con la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú, si es que los ambientalistas aceptan la convocatoria oficial.

«Buscamos que se instaure una mesa racional de diálogo con el Uruguay, donde no se diga 'no' a todo y se pueda detener la construcción de las papeleras hasta que haya un estudio independiente y objetivo sobre el grado de contaminación que provocarán», explicó Busti al suscribir el documento.

La denuncia penal por el delito de contaminación en grado de tentativa será presentado a fines de la semana próxima en el juzgado federal de Concepción del Uruguay, según lo anticipado por el gobernador.

El dirigente de la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú, Edgardo Moreyra, dijo ayer que en la aduana de esa ciudad se encuentran retenidos cuatro camiones provenientes de Chile, que transportan material para la empresa finlandesa Botnia.

(Télam)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora