Cortaron la atención al PAMI en todo Río Negro

La obra social no cumplió con los pagos previstos.

ROCA (AR).- Miles de jubilados quedarán desde hoy sin atención en clínicas y sanatorios privados de Río Negro.

El PAMI no cumplió -una vez más- con su compromiso de pago a los prestadores y Feclir decidió ayer que durante las próximas 72 horas no habrá servicios para los afiliados a la obra social.

El corte fue anunciado en medio de denuncias por "extorsión" a las autoridades nacionales del organismo, ya que primero firmaron un acta prometiendo honrar su deuda y ahora exigen a la entidad sanatorial retornar al sistema capitado si pretende cobrar.

El pasivo que reclama Feclir ronda los 3 millones de pesos y corresponde al 50 por ciento de las prestaciones realizadas entre enero y noviembre de 2004.

Como PAMI arrastraba una deuda que superaba los 7 millones, los prestadores decidieron interrumpir los servicios durante varias semanas a fines del año pasado.

La solución al conflicto fue un acta acuerdo en el que la obra social se comprometió a cancelar en lo inmediato la mitad de las acreencias de las clínicas, para completar la suma antes del 31 de diciembre de 2004.

La primera cuota llegó, pero el año terminó, pasaron enero y febrero y el dinero restante nunca apareció. Cuando la conducción de Feclir preguntó por qué no se acreditaba el dinero correspondiente a cada instituto privado, desde la UGL Río Negro contestaron que la orden desde Buenos Aires era no librar pagos hasta que en la provincia se modifique el sistema de prestaciones.

Recordando la historia de la relación entre PAMI y Feclir hay que mencionar que desde 1993 y hasta hace unos cinco años atrás existió un convenio capitado, pero ante los reiterados incumplimientos del organismo estatal las clínicas pusieron fin al contrato e instrumentaron el sistema de pagos por prestación.

Ahora la obra social de los jubilados exige retornar a la cápita, pero un principio de negociación llevado a cabo a principios de este año quedó trunco ante la enorme distancia entre las pretensiones de cada sector: Feclir aspiraba a un monto de entre 38 42 pesos por afiliado y PAMI ofreció 32 pesos. Además, el convenio que querían imponer los funcionarios del equipo de Graciela Ocaña contaba con una cláusula que prohibía cortar la atención si los pagos se atrasaban.

El presidente de Feclir, Carlos Gigena, explicó ayer que "el documento no resistía el menor análisis" y desde entonces "fue imposible tener nuevos contactos, pero mientras tanto mantienen congelados los pagos que habían prometido hacer antes de diciembre".

El dirigente destacó que evaluarán la reacción de la obra social en estas 72 horas y luego definirán si la interrupción se extiende por más días.

Los responsables de los nosocomios mantuvieron ayer una reunión con los consejeros por los jubilados en la UGL Río Negro de PAMI. Luego de explicarles su visión, eximieron de responsabilidad en el conflicto a ellos y al titular del organismo en la provincia, Alejandro Correa. "Los mentores de esta crisis son Javier Goñi y Luciano Dicesare, que manejan la negociación en Buenos Aires", aseguraron.

El corte de las atenciones en clínicas y sanatorios afectará en principio a todos los jubilados del Alto Valle y Valle Medio (entre Río Colorado y Catriel). En tanto, desde Feclir indicaron que sus pares de la Zona Atlántica comunicaron que adoptarían la misma postura.

Teniendo en cuenta que en la región Andina –donde rige un convenio diferenciado- se denunció la misma situación días atrás, el panorama para los 37.000 jubilados de Río Negro es muy desalentador.

Además de este perjuicio directo hay que mencionar que seguramente los hospitales públicos comenzarán a verse desbordados, porque los abuelos buscarán allí los servicios restringidos en el sector privado.


Comentarios


Cortaron la atención al PAMI en todo Río Negro