Cosecha fina, lejos del récord



Agro

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) advirtió sobre el deterioro que registra la cosecha fina argentina (trigo, cebada, centeno) y estimó que será “imposible” alcanzar un récord de producción, como preveían los pronósticos oficiales. “Según relevamientos tanto oficiales como privados, para la cosecha fina se observan rendimientos muy inferiores a los esperados, con una caída promedio cercana al 10%, lo cual hace imposible el logro de una cosecha récord, lejos de los pronósticos oficiales”, evaluó. En este contexto, la entidad reclamó al gobierno nacional que deje de lado el “revanchismo estéril” contra el sector agropecuario, e implemente “medidas concretas”, como la eliminación de retenciones a las exportaciones de granos, para devolver “competitividad” al campo y “rentabilidad” al productor. “CRA solicita al gobierno nacional que adopte medidas concretas que pongan fin al constante deterioro de las condiciones económicas del productor agropecuario”, expresó la entidad en un comunicado. En este sentido, sostuvo que “si se dejase de lado el revanchismo estéril, el Gobierno puede modificar el régimen de exportación de granos, eliminando los derechos de exportación y las cuotas para la comercialización de granos, para devolverle la competitividad a la producción, rentabilidad al productor y un destino cierto al sector”. La institución conducida por Rubén Ferrero manifestó su “preocupación” por la “grave situación” que enfrentan los productores agropecuarios ante “la falta de competividad, la elevada presión impositiva, y condiciones climáticas adversas”. En ese marco, destacó el deterioro que viene registrando la cosecha fina argentina. Al respecto, indicó que la producción de trigo cae un 15% respecto a lo proyectado al principio de la campaña, llegando a los 10 millones de toneladas. “La pérdida de competitividad producto del tipo de cambio real poco competitivo, derechos de exportación y las restricciones a las exportaciones, sumado al efecto climático, generan una producción muy por debajo del potencial productivo”, criticó. La entidad dijo que a eso “se le debe agregar la incertidumbre que genera un régimen de exportación no previsible, lo que incrementará el impacto negativo en el ingreso de toda la cadena”. “Los productores que están cosechando cebada también ven reducido sus ingresos producto de la merma significativa en los rendimientos. El efecto climático también impactará en la calidad comercial, lo que se traducirá en menores ingresos para toda la cadena comercial. Se esperaban 5,5 millones de toneladas, volumen que no se va a cumplir”, concluyó.


Comentarios


Cosecha fina, lejos del récord