Costa Rica evalúa daños

SAN JOSÉ (AFP).- Costa Rica inició ayer la evaluación y labores de rehabilitación tras los daños moderados que causó el terremoto de 7,6 grados, registrado en la Península de Nicoya, en el Pacífico, el segundo sismo más fuerte de su historia. La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, inició desde temprano un recorrido por varios pueblos y ciudades de las provincias de Guanacaste y Puntarenas, las más golpeadas por el sismo que dejó un muerto por crisis cardíaca. El temblor, ocurrido el miércoles y que estremeció y causó pánico en casi todo el país, dejó derrumbes parciales en carreteras, viviendas, hospitales, escuelas e iglesias. El último reporte de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) estimó en 190 el número de casas dañadas o totalmente destruidas y en 200 el número de desplazados.


Comentarios


Costa Rica evalúa daños