Costanzo exhibe hoy sus músculos en Choele Choel

Reúne a su gente en un marco de duro cruce de acusaciones con el anticostancismo.

ROCA (AR).- Comienza hoy en Choele Choel la exhibición de músculos en el frente interno del PJ.

Y lo hace en un marco de colisión bien definido. En un andarivel, el costancismo. En el otro, su oposición.

Desde el primer momento en que el presidente del PJ, Carlos Larreguy -el más fiel escudero que tiene el senador nacional Remo Costanzo- llamó a los afiliados a concentrarse desde el mediodía, las críticas en su contra se transformaron en algo constante desde el sector de los dirigentes que días atrás lanzaron el Movimiento de Recuperación Peronista (MRP). Y no tardó en conocerse una nota en la que la dirigencia del anticostancismo -Miguel Pichetto, Ovidio Zúñiga, Carlos Soria, Juan Carlos Del Bello, entre otros- denuncian su decisión de no avalar "las maniobras falaces que giren en torno de las ambiciones personales del senador Remo Costanzo".

Sin embargo, las opiniones no sólo se dirigían al senador sino también a Larreguy. Para los diputados Soria y Pichetto, el presidente del PJ rionegrino demostraba con el llamado al encuentro de hoy "la falta de equilibrio que tiene, ya que debiendo conducir y contener a todo el peronismo, se ubica como bastonero de un posicionamiento inviable socialmente y excluyente de la voluntad mayoritaria de la militancia".

Por su parte, y en contra de las expresiones de días atrás en las que había manifestado su intención de no confrontar, Costanzo no se calló. Ayer señaló que los sectores desde los cuales se criticaba la reunión en Choele Choel "son los mismos que en la década del "80 se oponían a la Renovación, un movimiento que surgió para reactualizar los métodos con los que arrastraba el partido".

Considerando que la convocatoria de hoy se realiza en una coyuntura similar a la de aquellos tiempos, Costanzo opinó que "cuestionar un encuentro de esta naturaleza hará caer al partido en la torpeza de creer a quienes quieren hacer creer que el cam-bio pasa por ellos".

"Si alguno no comprende la necesidad de estas transformaciones se quedará en su discurso hueco, sin iniciativas propias de construcción, limitando su actividad al intento de obstruir y destruir los caminos que generamos quienes queremos diseñar un futuro distinto", agregó el senador.

Sin espacio para la tregua, la respuesta a las declaraciones del ex candidato a gobernador llegó por parte de Soria y los dirigentes Jorge Cejas y Rodolfo Ponce de León, que encuadraron las aseveraciones de Costanzo en "una actitud con mala intención, desconociendo que muchos dirigentes nombrados colaboraron en todo el país con la recuperación del peronismo, llevándolo al triunfo en 17 provincias en el "87, el mismo año en que Costanzo nos llevó a su primera derrota de la serie".

En este escenario con abundancia de estocadas, este diario conoció ayer parte del documento base para la discusión interna que está redactando el MRP. En uno de sus tramos se señala que una de las deformaciones más perniciosas de los partidos políticos es su transformación en meras máquinas electorales, sin otro fin que el perpetuamiento en el poder de quienes las dominan.

Se destaca entonces que "esta práctica abre una brecha insalvable entre el partido y el común de la gente, porque el partido aparece ante los ojos de la opinión pública como una corporación que defiende intereses propios, en lugar de ocupar el espacio que legítimamente le corresponde, que es el de una orga- nización que representa intereses del conjunto social".

La interna del PJ comienza así a agitarse con miras a las elecciones para senador del 2001, una referencia que le dirá si está en condiciones de superar el escalón de ser un eterno perdedor a lo largo de la transición.


Comentarios


Costanzo exhibe hoy sus músculos en Choele Choel