CRA: la política ganadera “fue un fracaso”




Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) calificó de “un fracaso” la política ganadera oficial promovida desde el 2003, con intervencionismo e “inoperancia” en materia de comercio exterior, y reclamó “estabilidad y seguridad jurídica” para generar inversiones durante los próximos cinco años. Estos conceptos fueron formulados tras la presentación del Programa Ganadero de CRA por parte de Martín Rapetti y Manuel García Olano, quienes reconocen el “gran potencial de crecimiento” que presenta la producción bovina. Los miembros de la Mesa Ganadera de CRA ponderaron la necesidad de establecer “un pacto” para “respetar las normas que rijan la producción vacuna por un plazo de entre cinco y diez años sin modificar las reglas” desde el ámbito oficial. Para sintetizar la situación del sector cárnico, el titular de CRA, Rubén Ferrero, indicó: “Desde el 2003 la intervención del gobierno hizo que en el 2007-2009 se perdieran 12 millones de cabezas y que no se cumpliera la cuota Hilton en los últimos cinco años, perdiendo ingresos para el país por 500 millones de dólares”. García Olano manifestó que “respetando las normas” impuestas para el desarrollo de esta actividad se podría volver a un stock de 60 millones de cabezas (hoy de 48 millones), faenar 13 millones anuales, mantener un consumo anual de 60 kilos por habitante e incrementar de 200.000 a 700.000 toneladas las exportaciones cárnicas. Olano señaló que la política de control de precios impuesta por la administración nacional a través de la Secretaría de Comercio Interior mostró “un contundente fracaso, ya que ninguno de los objetivos se logró” para controlar las subas en las góndolas “cuando el precio recibido por el productor ganadero lleva 49 meses sin modificarse”. Entre las medidas reclamadas por el sector figuran la de aumentar el peso de faena, desgravar la primera venta de terneros y el ingreso por ventas por encima de los 420 kilos y restablecer el pago anual del IVA. También destacaron como “fundamental” la posibilidad de “contar con un ajuste por inflación o un mecanismo de valuación al cierre para la invernada, si no esto es un impuesto que pagaría el productor al patrimonio y no al ingreso como grava el Impuesto a las Ganancias”. Según la Mesa Ganadera de CRA, otro de los pedidos es “eliminar los acuerdos de precios que se establecen entre Comercio Interior y los distribuidores” y derogar la resolución 42/2008, con la cual la Oncca estableció el peso mínimo de faena. Al presentar este programa, Martín Rapetti aseguró que “se necesita desarrollar políticas de Estado y seguridad jurídica, algo que el gobierno nacional no entendió en los últimos años”.


Comentarios


CRA: la política ganadera “fue un fracaso”