Crean «semáforo» para obras sociales en mora

El Colegio Médico alerta a sus asociados sobre entidades que no pagan





NEUQUEN (AN).- En los escritorios de los médicos neuquinos hay un semáforo para conocer si las obras sociales o las empresas de servicios de salud prepagos a las que están afiliados sus pacientes pagan o no. Esas entidades -nacionales, provinciales y sindicales- y las pertenecientes al sector privado arrastran, con el colegio profesional, una mora cuya antigüedad oscila entre uno y cinco meses de promedio pero en algunos casos, la deuda tiene hasta tres años.

Los profesionales del Colegio Médico todavía no cobraron las liquidaciones de las consultas de julio, aunque las entidades descuentan la cuota de los haberes mensuales a los asalariados o sus asociados deben pagar indefectiblemente antes del vencimiento o correr el riesgo de quedar sin cobertura asistencial.

Las deudas de las prestaciones están escalonadas en tres categorías, y divididas según los valores que se pagan por cada consulta. Los médicos cobran honorarios de entre 9 y 25 pesos por consulta por un gran lote de entidades mientras hay otras que pagan entre 2,80 y 6 pesos la consulta.

El Colegio, que preside Héctor Pianciola, hizo circular la lista de morosos, denominada «semáforo» porque distribuye en tres secciones que agrupa las casi 70 obras sociales y prepagas. En verde figuran las que adeudan hasta un mes o están sin deuda; en amarillo las que llevan hasta dos meses de mora, y en rojo las de más de tres meses. El semáforo tiene por objetivo «alertar a nuestros asociados» sobre los riesgos de atender pacientes con determinadas obras sociales, dijo Marcos Cohen Sabban, vicepresidente de la entidad. En el lote intermedio, que adeuda las prestaciones realizadas en mayo de este año, se encuentra el Instituto de Seguridad Social de Neuquén, una de las principales instituciones de la región. En ese mismo pelotón se encuentran Poder Judicial, Omint, Medifé, Apsot-Techint, ACA Salud, San Pedro y Swiss Medical, que recién pagó el uno de este mes con un cheque diferido.

Pero el rojo, que es un grupo de 22 obras sociales y empresas prepagas con deudas acumuladas desde hace tres años en algunos casos. Por ejemplo, Vida Ospia adeuda desde julio de 2001; Industria maderera de Cipolletti, desde noviembre de 2000; Sutep, de agosto de 2001. Son también «rojas» la obra social de agentes de propaganda médica, la de los docentes -Osplad-; de la sociedad argentina de locutores, Plan Médico privado, de Vialidad Nacional, de Policía Federal y de farmacia, entre otras.

Según Pianciola no se puede calcular cuál es la deuda de esas entidades, en tanto Cohen Sabban dijo que por las demoras registradas «queremos orientar al profesional» para manejarse con los pacientes.

En el país, recordó Cohen Sabban, la deuda del subsector asciende a 3 mil millones de pesos, y «a los médicos nos deben dos mil millones». Es decir, de la deuda general en materia de previsión social, «el 70% corresponde a los médicos» porque sus honorarios «son los primeros en ser postergados en tiempos de crisis».

Destacó que el colegio pudo cobrar intereses por pago fuera de término a varias empresas prepagas nacionales. También ocurrió con el ISSN aunque, en el país, «no es común que lo paguen».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Crean «semáforo» para obras sociales en mora