Crece la hipótesis de la “zona liberada” en la masacre de Coronda

Una diputada provincial aseguró que desde Semana Santa, los presos denunciaban ausencia de controles policiales



SANTA FE (Télam).- La hipótesis de que existió una “zona liberada” para facilitar la masacre de la cárcel de Coronda, en la que reclusos santafesinos emprendieron una “cacería” contra sus pares rosarinos y asesinaron a 13 de ellos, toma cada vez más fuerza en ámbitos judiciales y gubernamentales.

En ese sentido, el subsecretario de Justicia de la provincia, José Luis Benaglia, manifestó que “esa es una posibilidad que está dentro de las hipótesis” e incluso reveló que “es una de las líneas investigativas que va creciendo”.

“Esa hipótesis va tomando fuerza. Nos han llegado informaciones al respecto, pero hay que ser claros en este tema: aún no sabemos el grado de verosimilitud de esos datos”, agregó el funcionario.

Benaglia expresó además que “habrá mayor certeza cuando declaren los guardiacárceles que fueron tomados como rehenes” y remarcó que “la rivalidad entre rosarinos y santafesinos tampoco se puede soslayar”.

Ese detalle sigue siendo clave en la investigación, ya que la hipótesis de que fue una “cacería” de santafesinos contra rosarinos no se contrapone de ninguna forma con la presunción de una “zona liberada”.

En cambio, la hipótesis de que se trató de una guerra por el control de “negocios”, como la droga, fue relativizada por voceros judiciales: “Droga hubo siempre en todos los penales, y cacerías no”, graficó un investigador.

Las primeras sospechas de una zona liberada fueron deslizadas por la Coordinadora de Trabajo Carcelario (CTC), pero luego se sumó la voz de integrantes de la Comisión de Derechos y Garantías de la Cámara de Diputados, que visitaron recientemente el penal.

Concretamente, la diputada provincial Alicia Gutiérrez (ARI) denunció ayer que “hubo una zona liberada” en el penal.

“Los internos venían advirtiendo que existían sectores del Servicio Penitenciario que incentivaban el enfrentamiento entre pabellones, como nos dijeron cuando concurrimos a la cárcel antes de Semana Santa”, reseñó Gutiérrez.

El juez que entiende en la causa, Jorge Patrizi, tiene previsto comenzar a indagar el lunes a los internos involucrados en la revuelta, aunque el sumario seguía ayer en poder de la policía.

Voceros judiciales dijeron que la línea investigativa “no está aún del todo determinada”, pero anticiparon que se analizarán “todos los elementos, desde la rivalidad geográfica, el ajuste de cuentas y la posible responsabilidad de agentes penitenciarios”.

En ese sentido, la CTC expresó ayer que “no se puede pensar que un hecho de esta envergadura se pueda llevar a cabo sin la complicidad de algún sector del Servicio Penitenciario” y opinó que el conflicto entre santafesinos y rosarinos “existe desde hace años en Coronda, pero eso no puede explicar un hecho como este”.


Comentarios


Crece la hipótesis de la "zona liberada" en la masacre de Coronda