Crece la interna por la suba salarial

El aumento ronda desde hace tiempo en la cabeza del presidente y se enojó por la filtración a los medios.




BUENOS AIRES (ABA y DYN).- El presidente Kirchner amonestó al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, porque se filtró la información de que en las próximas semanas el gobierno se dispondría a aumentar el salario mínimo, vital y móvil, según pudo saber anoche este diario en fuentes confiables de la Rosada.

Pero Tomada, agregaron los voceros, trasladó la responsabilidad de la difusión que tuvo la noticia, a su colega de Economía, Roberto Lavagna, quien habría alentado la filtración para hacer fracasar la iniciativa, por cuanto él se opone a la misma en medio de las negociaciones con el FMI y los acreedores.

Kirchner está convencido que un incremento en los sueldos más bajos ayudará a mantener la recuperación económica y dará una respuesta positiva a un reclamo de la CGT.

Justamente, el jefe de la CGT unificada, Hugo Moyano, confió ayer en que el gobierno nacional "va a tener en cuenta" el bajo poder adquisitivo que tienen los salarios y otorgará mejoras en los sueldos del sector privado.

"A pesar de que en nuestra actividad hemos logrado algún aumento salarial, sabemos que la ma

yoría de los salarios son extremadamente bajos. Esto el Gobierno tiene que tenerlo en cuenta. Creo que lo va a tener en cuenta y se va a lograr mejorar los salarios", estimó.

"Queremos que el poder adquisitivo de los salarios tenga más capacidad, por eso hemos solicitado la convocatoria al consejo del salario. El presidente nos ha pedido unos días, nos contestará en los próximos días. No hemos hablado ni de porcentajes ni de cifras fijas, queremos discutir y demostrar en los hechos que debe ser aumentado", insistió por radio América.

Moyano hizo esta aclaración respecto del encuentro que la nueva conducción tripartita de la CGT mantuvo el lunes en la Casa Rosada con Kirchner para plantearle los reclamos de los trabajadores. "Lo que hemos pedido para el sector público es que se convoque a paritarias, también hemos pedido aumento para los jubilados. A partir de la devaluación se viene otorgando aumento. Lo importante es lograr el objetivo, que el trabajador se encuentre con un sueldo que le permita vivir con más dignidad", recalcó. Moyano intentó mostrar independencia de cualquier ingerencia oficial en su función al advertir que no tiene "vocación de servil" ni de "alcahuete". Enfatizó que no se prestará "para actuar de frontón" contra los sectores piqueteros. "Si tengo alguna actitud, es que no me utiliza nadie", enfatizó en alusión a su afinidad con Kirchner, a quien, le reconoció que "ha hecho muy cosas importantes".


Comentarios


Crece la interna por la suba salarial