Crece la polémica por la conducción de CALF

Garayo defendió las decisiones de la asamblea que sesionó sin la presencia del sector de Juan Carlos Lepen.



#

Fernando Garayo (foto archivo Cecilia Maletti).

Neuquén

El ex presidente de CALF, Fernando Garayo, sostuvo que la asamblea de delegados de la cooperativa es soberana por lo que defendió la inclusión de temas en el orden del día amen de la designación de los síndicos para lo que estaba convocada por el actual presidente Juan Carlos Lepen.

“La asamblea es quien pone y saca a los síndicos”, dijo e informó que el sector que representa era mayoría en el cuerpo de delegados y pugnó por escuchar a los renunciantes. Adujo que no se dejó votar la designación por la oposición a la nominación de Juan Makin y Demetrio Borda y que por eso Lepen dijo que éstos habían recibido 46 votos y que el resto de los delegados no votó. El cuerpo sesionó con 91 delegados de los 92 votados en octubre.

La reunión terminó en la madrugada del viernes en un virtual escándalo (ver aparte). El sector de Lepen se retiró del salón Fundadores y se llevó el libro de actas. El resto de los delegados, que era mayoría “nos quedamos, se pidió un escribano y junto a Personas Jurídicas se continuó la asamblea”. Esta asamblea decidió no aceptar la renuncia de Santiago Morán y Cecilia Savanco y se votó que se iba a remover el directorio.

“La asamblea fue mayoritaria y seguiremos los pasos que hay que seguir”, dijo Garayo.

Agencia Neuquén


Comentarios


Crece la polémica por la conducción de CALF