Crece presión a EE. UU. por datos de WikiLeaks

Revelan muerte de 680 civiles en sospechosos incidentes en controles



#

AP

La actuación de las tropas sigue bajo la lupa de medios, aliados y organizaciones.

LONDRES (AFP) - La presión se acentuaba ayer sobre Estados Unidos tras las revelaciones sobre malos tratos cometidos o encubiertos por el ejército estadounidense durante la guerra de Irak que aparecen en casi 400.000 documentos publicados por el sitio WikiLeaks. Gobiernos y organizaciones de defensa de los derechos humanos esperan respuestas sobre las acusaciones contra las tropas de Estados Unidos, sus aliados e iraquíes sobre torturas y apremios revelados por los documentos clasificados publicados por WikiLeaks. Soldados estadounidenses mataron más de 680 civiles durante la guerra de Irak en los puestos de control instalados en el país, según informó el diario británico “Sunday Times”, basándose en los documentos secretos del Ejército norteamericano publicados el sábado por la web . Los soldados estadounidenses destacados en los puestos de control disparaban incluso cuando un automóvil que se acercaba ignoraba las órdenes de detenerse. De esta forma murió un niño de tres años alcanzado por un disparo. Las pilas de material revelado, que cubren el periodo que va desde 2004 a 2009, dan una nefasta instantánea del conflicto, en especial sobre el abuso de los civiles iraquíes por las fuerzas de seguridad de Irak. Los documentos muestran que el ejército norteamericano “no hizo nada” para impedir casos de tortura y abusos sobre civiles cometidos por las fuerzas iraquíes. WikiLeaks sostiene que los documentos revelan que hubo unas 15.000 víctimas civiles más de lo que se sabía anteriormente. La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, condenó la filtración de todo documento que pueda poner en peligro “la vida de los soldados y de los civiles de Estados Unidos y de sus aliados”, algo que también hizo el ministro británico de Defensa y su par de Australia. La organización Human Rights Watch dijo que Irak debería investigar si sus fuerzas de seguridad recurrieron sistemáticamente a la tortura y el abuso de los detenidos. Amnistía Internacional llamó a Washington a que iniciara una investigación de “una grave violación del derecho internacional”.


Comentarios


Crece presión a EE. UU. por datos de WikiLeaks