Crecen los robos en los cajeros automáticos

La técnica más usada no implica violencia, sino astucia. Los ladrones simulan ayudar a la víctima a liberar una tarjeta que ha quedado trabada, le observan la clave, y luego vacían la cuenta.



ROCA (AR).- Luego de que el gobierno nacional anunciara la bancarización de todos los pagos de sueldos, jubilaciones y pensiones, creció la preocupación en los bancos porque los asaltos en los cajeros automáticos no cesan y se perfeccionan día a día.

Aunque la metodología usada no es nueva en la región, en Roca fue utilizada en los dos últimos meses en reiteradas oportunidades, que sorprendieron a varios clientes con este ingenioso y para nada violento sistema de robo.

"Es como una puesta en escena que no falla nunca y que está muy bien actuada por los delincuentes, que ofrecen ayuda y no dan ningún indicio como para sospechar una cosa de este tipo", aseguró el gerente de una entidad bancaria de la ciudad que hace dos semanas escuchó los reclamos de una mujer que había caído en la trampa.

De acuerdo con el relato que hizo en ese momento, "la tarjeta se trabó apenas la ingresé por la ranura del cajero. En ese momento dos chicas que tendrían 30 años, muy bien vestidas, se me acercaron y me tranquilizaron diciéndome que eso pasaba siempre, que si marcaba mi clave y otra tecla varias veces el cajero despedía la tarjeta solo. Yo nunca pensé que era una estrategia para quedarse con el número. La manera de vestirse, lo amables que eran y el hecho de que en ningún momento mostraron una actitud que me llevara a pensar que querían robarme. Es más, ni me dí cuenta que habían visto la clave".

Después de ese incidente las dos mujeres se retiraron del banco para darle paso a dos jóvenes que, conociendo la clave que posibilita el depósito y el retiro de dinero, se alzaron con los "más de 1.500 pesos" que la mujer poseía en el banco.

Gerentes y empleados de distintas sucursales bancarias aseguraron que "va a ser necesario custodiar los edificios y que la gente aprenda que la clave es personal, que no se la tienen que dar a nadie".

"La situación va a ser más que complicada ya que los jubilados, que son los que más facilmente suelen caer en "cuentos del tío", cobrarán obligatoriamente mediante cajeros", agregaron.

La mayoría de las personas que fueron víctimas de estos robos, prefirió no hacer la denuncia policial ante la certeza de "que no iba a recuperar lo que me habían robado" y, según admitió un empleado bancario, "la gente no sólo se siente estafada sino que no pueden creer la forma en que fueron engañados, el haber colaborado en esa forma con los "pescadores", nombre con que se los conoce a los delincuentes expertos en esta modalidad de robo.

En uno de los bancos que fue escenario de los robos, conservan aún la cinta de video que registra una situación idéntica a la que relató una mujer a este diario y que, como la víctima no realizó la denuncia en sede policial, el delito no fue investigado.

Consejos para no caer en el "cuento del tío"

ROCA (AR).- "La bancarización del cobro de todos los sueldos hará fundamental que la gente se concientice y empieze a ser más precavida", aseguraron en distintas entidades bancarias, donde coincidieron en señalar una serie de precauciones. A continuación, algunos consejos:

- Asegurarse antes de introducir la tarjeta de que en la ranura del cajero no hay cintas, hilos o algún otro elemento extraño que pueda llegar a trabarla.

- Corroborar que el cajero haya sido utilizado antes por alguien para asegurarse de que funciona bien.

- No ingresar la clave en presencia y a la vista de desconocidos.

- Si la tarjeta se trabó, no se retire hasta estar seguro de que nadie podrá recuperarla.

"Es más que importante que la gente entienda que la clave es única, personal y que sólo la tiene que conocer el cliente. Cuando llegan a hacernos el reclamo, nada podemos hacer porque fueron ellos los que facilitaron el robo", aseguró el gerente de un banco, para quien "la gente muchas veces tiene la culpa de lo que sucede, pero también es cierto que la situación es confusa y todo sucede muy rápido".


Comentarios


Crecen los robos en los cajeros automáticos