Creció el gasto salarial y no eliminarían los tickets El monto en sueldos subió 150 millones en relación con el 2004. Verani desalentó expectativas de mejoras pedidas por UPCN.



El ministro de Hacienda rionegrino, Pablo Verani, bajó ayer cualquier expectativa de un aumento de haberes a los empleados públicos por la suba de la masa salarial, que crecerá 150 millones en relación al año pasado. Significa un alza de casi un 31 por ciento.

Esta proyección del incremento salarial y su incidencia presupuestaria también permitió al ministro relativizar la eliminación de los vales alimentarios en el segundo semestre, como había comprometido inicialmente el gobierno provincial a los gremios estatales.

En referencia a los tickets, Verani aclaró que su posible exclusión formó parte de “la discusión dentro de las posibilidades financieras y presupuestarias. Se otorga preferencia a quienes transitan los últimos años en la administración pública, para que los vales no afecten su futura jubilación. El panorama ahora es mucho más acotado y el presupuesto es imposible de modificar”.

El gobernador Miguel Saiz aceptó el miércoles reunirse con la conducción de UPCN que reclama revisar los sueldos mínimos a partir que la Nación fijó esa remuneración en 630 pesos desde julio. Los empleados agrupados en UPCN tienen un mínimo de 500 pesos.

La aceptación gubernamental -de por sí- abrió expectativas para los resultados en ese análisis de la política salarial. Pero el ministro Verani se ocupó ayer de pulverizar esas aspiraciones.

La primer respuesta se centró en explicar cómo está hoy Río Negro en relación a sus erogaciones por remuneraciones. “Se confeccionó un presupuesto con una masa salarial de 590 millones, 100 millones más que la ejecución de 2004 (estimada en el momento). Se preveía así una recuperación salarial aceptable en relación a la media del sector público nacional. Las diferentes negociaciones gremiales posteriores derivaron en subas y las previsiones ya indicaban otros 30 a 40 millones. La actual proyección indica que la masa rondará los 640 millones, es decir, 50 millones más del presupuesto aprobado”.

En resumen, Río Negro crecerá unos 150 millones en relación a las erogacione salariales públicas de 2004. Equivale a un 31 por ciento mayor.

Luego, el contador Verani entendió que los excedentes originaron “consecuentes restricciones presupuestarias y financieras”, afectando “actividades de programas y obras públicas”.

Reconoció la existencia de “presión política” por el movimiento originado en las medidas nacionales en los salarios y su “clara implicancia en los precios. Pero las posibilidades de incrementos “son muy acotadas” y siempre con el “sacrificio” consecuente en distintos programas o planes de obras públicas, reiteró. En ese sentido, Verani también destacó que existen partidas en las que deben “aplicarse pautas de ahorro, como la movilidad docente”.

En dialogo con FM VyP, Verani manifestó que otro condicionante corresponde a las exigencias de Nación. “Las provincias integrantes del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal plantean que las modificaciones salariales de Nación tienen un fuerte impacto en sus jurisdicciones. Por eso, se deberán modificar las metas de ejecución”.

Resaltó que Río Negro ha “tenido que recurrir a 104 millones de endeudamiento para financiar el total del presupuesto. No se puede recurrir a financiamiento adicional”. (AV)


Comentarios


Creció el gasto salarial y no eliminarían los tickets El monto en sueldos subió 150 millones en relación con el 2004. Verani desalentó expectativas de mejoras pedidas por UPCN.