Creen que el secuestro fue una venganza

Lo dijo el padre del chico de 16 años, interceptado cuando iba al colegio



BUENOS AIRES (Télam).- El padre del chico de 16 años secuestrado el miércoles en la localidad bonaerense de Grand Bourg, dijo ayer a la mañana en declaraciones radiales que "podría ser una venganza, porque yo no tengo plata" para pagar un rescate.

En tanto, hasta ayer se desconocía el paradero del menor y la familia esperaba con ansiedad una nueva comunicación de los secuestradores, donde darían indicaciones sobre cómo pagar el rescate, explicaron allegados a la familia.

El padre de la víctima, Rubén Alsina Palacios, dijo a radio 10 que los secuestradores se comunicaron por primera vez a su casa el miércoles a las 11.30 y que hablaron con su hija, a quien le dijeron que tenían secuestrado a Víctor.

Si bien el hombre comentó que su hija no escuchó bien el monto de dinero que pidieron los secuestradores, fuentes policiales y judiciales consultadas ayer señalaron que la cifra oscilaría entre los 50 y 600 mil pesos.

"Los secuestradores dijeron que iban a volver a hablar el viernes", señaló el padre del joven desde s casa de la localidad de Grand Bourg, partido de Malvinas Argentinas.

Rubén explicó que no radicó la denuncia del hecho "para preservar" la intimidad de las negociaciones, y aseguró que "en mi casa me acompañan familiares y no policías".

Al ser consultado sobre los móviles del secuestro, el hombre aseguró que el caso "podría ser" producto de una "venganza porque acá no hay plata, soy un pobre albañil".

Luego Rubén, un maestro mayor de obras que suele trabajar como contratista, reconoció que "tengo una linda casa" pero enseguida aclaró que "yo trabajo en la construcción y todos saben que las cosas están mal y en este momento estoy desocupado".

El secuestro del joven de 16 años -llamado Víctor- ocurrió el miércoles a las 7.05 de la mañana cuando el joven salió de su casa ubicada en la calle Luis Vernet al 300, de Grand Bourg, rumbo al colegio para rendir un examen.

Sin embargo, según fuentes allegadas al caso, el joven a las pocas cuadras fue interceptado por un grupo de delincuentes que lo secuestró, hasta que más tarde llamaron a la casa de sus familiares para pedir un rescate.

Las fuentes indicaron que el caso está siendo investigado por el fiscal federal Jorge Sica.


Comentarios


Creen que el secuestro fue una venganza