Crespo goza y Batistuta se resigna

Dos goleadores con presentes muy distintos.



Hernán Crespo y Gabriel Batistuta con presentes distintos. El tema no es menor. Ambos son jugadores de la selección argentina que tiene el Mundial como meta inmediata y sin dudas que sus actuales desempeños tienen una gravitación muy especial.

Ayer y con tres tantos, dos de ellos demoledores, Crespo volvió a la senda del gol, que había abandonado el 16 de diciembre. Un cabezazo imparable (24"), un remate desde los 12 pasos que lo reconcilió con los penales después de haber errado el último que había tirado (46") y un remate de impecable factura (74") rubricaron una actuación festejada ruidosamente por los "tifosi" de Lazio, equipo que venció 4-2 a Venezia.

Crespo comenzó así a superar una temporada pletórica de inconvenientes. Una lesión lo tuvo fuera de los campos hasta el 10 de febrero, en que se produjo su retorno parcialmente interrumpido la semana pasada, contra Atalanta, cuando tampoco pudo estar presente por un fuerte dolor en la cadera. A pesar de sus ausencias y de la mala racha que lo había acompañado, Crespo ya alcanzó el décimo puesto en la tabla de goleadores,

En tanto, con tres partidos sucesivos que no los juega en su totalidad porque el técnico Capello lo hace entrar o salir, dejaron ayer la impresión que Gabriel Batistuta, quien jugó sólo los últimos 20 contra Lecce, no es más un atacante insustituible en Roma.

Batistuta no marca goles desde el 27 de enero, cuando señaló uno contra Piacenza. En las dos últimas semanas disputó 112 minutos: 20 contra Perugia , 72 contra Barcelona por la Liga de Campeones el martes (Capello lo sacó) y los 20 finales de ayer, en los que no tuvo peso decisivo alguno.

Su situación actual confirma la negativa temporada que está viviendo Batistuta, autor hasta ahora de sólo seis goles y en medio de un aluvión de comentarios y conjeturas sobre los posibles reemplazantes que le estaría buscando Roma, con cuya dirigencia no andaría más de acuerdo. (ANSA).

El Inter ganó el clásico milanés y sigue en la punta

MILAN (Reuters).- Christian Vieri se vistió de héroe con un gol, en el minuto 78, dio al Inter un triunfo por 1-0 sobre el Milan, en el clásico de esa ciudad para afianzarse en la cima de la liga italiana de fútbol.

Con un David Trezeguet imparable (marcó con un cabezazo a los 37" y le anularon otros dos goles), Juventus logró quebrar a un Bologna por 2 a 1.

Con Walter Samuel y los brasileños Emerson y Cafú desde el principio (Lima ingresó en el complemento y Batistuta a los 70), Roma -que alineó por primera vez en el torneo al atacante Vincenzo Montella como titular- igualó con Lecce 1 a 1. Batistuta entró recién a 20 minutos del final en sustitución de Montella pero su ingreso no fue determinante, ya que jugó pocos balones y todos difíciles

La nota de la jornada fue el retorno a la victoria de Lazio, con un Hernán Crespo demoledor (ver aparte) y protagonista de un excelente partido: el equipo romano ganó en el Olímpico 4-2 al descendido Venezia y volvió a ponerse en carrera para conquistar el cuarto puesto que le permitiría disputar la próxima Liga de Campeones.

En el fondo de la tabla, se encendió una luz de esperanza para Fiorentina, que ganó 2-1 en campo de Verona.

Perugia, otra vez con muy buena labor del arquero Oscar Córdoba, confirmó que es un equipo compacto al vencer 2-0 como local a Torino.

Brescia y Piacenza, que tratan afanosamente de abandonar la zona de peligro, empataron 2-2 y la programación se completó con el agónico triunfo (2-1) de Atalanta sobre Udinese.

En todos los campos de juego se guardó un minuto de recogimiento en recuerdo del jugador francés de origen congoleño Jason Mayelé, muerto el sábado en un accidente automovilístico.

Posiciones: Inter 52, Juventus 51, Roma 50, Bologna 41, Chievo Verona 39, Milan 38, Lazio 36, Perugia 33, Torino y Verona 32, Parma , Atalanta 30, Udinese 29. Piacenza 28, Brescia 26, Lecce 24, Fiorentina 20 y Venezia 15.


Comentarios


Crespo goza y Batistuta se resigna