Crimen del lavadero: piden 18 años para los imputados

Ayer se realizaron los alegatos en el juicio por el asesinato de Ángel Ríos en un lavadero de Viedma. El 8 de junio se conocerá la sentencia.



1
#

La familia de Ríos pide justicia.(Foto: DeViedma )

2
#

Los acusados y los familiares de la víctima en una sala de escasas dimensiones.

Por el crimen de Angel Ríos de 33 años piden una condena de 18 años de prisión para los imputados Ezequiel Juárez y Gonzalo Pérez, ambos de 23.

El Fiscal de Cámara, Fabricio Brogna López, les imputó el delito de “homicidio en ocasión de robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de más de una persona” incluyendo a la menor de edad que no estuvo incluida en este juicio.

En tanto Angel Curzi solicitó la absolución de Pérez al fundamentar que no fue quien disparó el arma de fuego que le causó la muerte a Ríos, mientras que la Defensora Oficial, Marta Ghianni, pidió la pena más restringida posible para Juárez. La querella ejercida por Juan Pablo Beacon adhirió al pedido del fiscal al no poder acusar por un error de la parte ante el vencimiento de un plazo.

El miércoles 8 de junio a las 12.30 será leída la sentencia del Tribunal integrado por Daniela Zágari, María Luján Ignazi y Gustavo Guerra Labayén.

La audiencia de ayer comenzó y finalizó de manera muy diferente a las anteriores. Estaba citada para las 8.30 pero se inició pasadas las 10. Durante un tiempo prolongado y en una sala de escasas dimensiones estuvieron mirándose a la cara familiares directos de la víctima e imputados. A tal punto fue tensa la situación que le generó un shock emocional a la mujer del fallecido hombre y madre de sus dos pequeños hijos. Debió ser atendida por profesionales que la contuvieron y luego acompañaron en la sala.

El pedido de los 18 años de prisión del fiscal Brogna provocó un efecto similar en la madre de la víctima que se retiró del juicio junto con otros familiares.

Los que quedaron en el lugar escucharon con respetuoso silencio los alegatos de las defensas pero una vez que se retiraron los jueces dirigieron insultos a los imputados descargando la bronca contenida por el dolor irreparable provocado. “Putos de mierda ojalá te maten un hijo como hicieron ustedes!” fue uno de los epítetos manifestados mientras una mujer arrojó el agua de un vaso a uno de los procesados. Los defensores fueron también blanco de los insultos.

En un extenso alegato el fiscal Brogna analizó cada uno de los testimonios aportados en el juicio, la prueba reunida y los pormenores del hecho concluyendo que la carabina recortada calibre 22 fue disparada por Juárez aquella fría madrugada del 26 de junio de 2014 y que ambos tuvieron la intención de robar, hecho del que hicieron partícipe a una joven menor de edad, agravando la calificación. Consideró la juventud de los imputados y la carencia de antecedentes como atenuantes pero mencionó como agravantes la nocturnidad del hecho que puso en mayor estado de vulnerabilidad a la víctima, los 33 años de Ríos y la mortificación provocada a su familia, sobre todo, a sus dos pequeños hijos.

Por otra parte, tanto Curzi como Ghianni desvincularon a la menor de edad del hecho, basando ambos sus alegatos en el autor del disparo desligando cada uno a sus respectivos defendidos. Coincidieron con el fiscal que la intención primera fue el robo.


Comentarios


Crimen del lavadero: piden 18 años para los imputados