Crimen en Zapala: Quedó en libertad uno de los detenidos

No hallaron pruebas contra Luis "Chancaca" Rojas. Unos 500 vecinos despidieron ayer al taxista asesinado.



ZAPALA (AZ).- Mientras que 500 personas despidieron ayer los restos de César Morales, el taxista salvajemente asesinado de siete balazos en Zapala, la Justicia resolvió dejar en libertad a Luis "Chancaca" Rojas, uno de los dos detenidos luego del crimen.

La liberación del mecánico se decicidió por falta de elementos que lo ligen a la investigación. La liberación de "Chancaca" Rojas se produjo ayer por la tarde y su situación todavía no está clara puesto que sigue vinculado a la investigación.

Por su parte, el fiscal Hugo Saccoccia pidió la internación del principal implicado, un menor de 17 años, que pemanecerá arrestado. En tanto, ayer cobró inusitada fuerza la posibilidad de que al menos una persona más tenga relación con el episodio.

Fuentes investigativas fueron contundentes al asegurar que "acá falta gente" y sustentaron su postura en las declaraciones de testigos, que habrían indicado la presencia de tres personas.

Si se comprueba este pista, podría cambiar el curso de la investigación. Este elemento, que no sería menor en función del esclarecimiento del trágico suceso, podría explicar porqué, en el momento de la última comunicación con la base el infortunado taxista informa que estaba "todo bien" y que continuaba viaje hacia Los Catutos "con el mismo pasaje". Esa detención en proximidades de una vivienda de la calle Diputado Fernández podría haber sido utilizada por los delincuentes para "levantar" el revolver 22 que luego utilizarían para el crimen.

Los investigadores esperan para las próximas horas los resultados de diversas pericias, que tendrían un valor muy trascendente en el causa hasta el punto de determinar nuevas detenciones. Los estudios serán aplicados sobre ropa, algunas manchas de sangre y piel.

El fiscal Saccoccia adelantó que la acusación contra el o los involucrados en la causa será la de "homicidio para consumar el robo, facilitar la huida e imposibilitar el esclarecimiento del hecho", que prevé una pena de reclusión perpetua.

El revolver calibre 22 con el que asesinaron a Morales fue hallado en poder del menor de 17 años, cuya situación se complicó seriamente ayer. Esto ocurrió luego de que las pruebas balísticas practicadas dieran como resultado que ese arma fue la autilizada para ultimar al taxista.

La mayoría de los proyectiles utilizados eran de punta hueca, mientras que los otros serían convencionales. Ayer se confirmó que el joven es dueño de una personalidad sociópata y un frondoso prontuario, que incluye quince hurtos, ocho robos, gran cantidad de causas por amenazas y lesiones y dos fugas de un conocido hogar de menores de la capital neuquina. Las pericias psicológicas determinaron que es muy peligroso tanto para él como para terceros. Su defensa será encabezada por la doctora Beatriz Ambrogio, en la parte técnica, mientras que Gabriela Calaccio será su representante en la defensoría de menores.

Con respecto al móvil del crimen, los investigadores tienen pocas dudas de que el robo generó el hecho, aunque prefieren la cautela y no descartan ninguna hipótesis.

Uno de los testigos que sumó un relevante aporte a la causa explicó que en la madrugada del viernes observó como dos personas, que venían desde la zona donde se produjo el crimen, ingresaban caminando a la ciudad apresuradamente. La descripción que esta persona efectuó coincide plenamente con la figura del menor.

Discusión entre las familias

Indignado por la posibilidad de que el menor detenido recupere la libertad, uno de los hermanos del taxista asesinado se dirigió hasta el domicilio de calle Diputado Fernández, donde habría mantenido un entredicho con un familiar del detenido.

Sin embargo esta situación no pasó mayores por la intervención de otros familiares y allegados, que calmaron lo sánimos. "Es muy duro saber que los delincuentes quedan libres y la gente de trabajo está indefensa", refleccionó un taxista luego de enterarse de los episiodios ocurridos.

Durante la inhumación de los restos de César Morales se vivieron momentos desgarradores, en los que se expresó todo el dolor y la impotencia por el crimen de la noche del viernes.

Más de medio millar de personas despidieron por la tarde los restos del taxista asesinado el viernes. Durante toda la jornada fue incesante la visita de familiares, amigos y colegas a la sala velatoria aunque uno de los momentos más conmovedores se vivió cuando llegó la esposa del joven, quien junto a sus dos hijas de 1 y 4 años estaba visitando familiares en Catamarca cuando se produjo el trágico suceso. La mujer, quien llegó acompañada por una de la niñas, recibió innumerables muestras de pesar de la gran cantidad de gente que acompañó el cortejo fúnebre.

Morales, quien tenía 12 hermanos, fue recordado por sus compañeros de trabajo como un persona muy tranquila que nunca tuvo inconvenientes con nadie.

"Esperemos que la justicia se comporte como debe porque la gente que comete estos hechos no puede andar por la calle libremente" dijo uno de los apesadumbrados taxistas. "Es todo demasiado reciente y no podemos saber ahora que vamos a hacer" se excusó una hermana de Cesar Morales ante la requisitoria periodística.

Por su parte, las empresas de transporte ayer mantuvieron sus puertas cerradas en señal de duelo hasta las 17 cuando se produjo la inhumación del cuerpo de Morales. Al cierre de esta edición, un grupo de choferes se presentó ante la Comisaría 22 para reclamar por liberación de Luis "Chancaca" Rojas.

Para hoy tienen prevista una reunión con el objetivo de fijar posturas en función del encuentro multisectorial de seguridad anunciado para el lunes. (AZ)

Cortaron la calle San Martín

La liberación de Luis "Chancaca" Rojas, enervó los ánimos de los taxistas de Zapala.

Pasadas las 20, los choferes de taxis, apoyados por un grupo de camioneros, decidieron cortar la Avenida San Martín en reclamo por la determinación judicial.

Sólo la llegada del fiscal Hugo Saccoccia para explicar el avance de la causa logró descomprimir el clima.

"Entiendo y comparto su indignación pero deben comprender que estamos trabajando para esclarecer cuanto antes el crimen" señaló Saccoccia en medio de una multitud.

La liberación de Rojas fue el principal eje del cuestionamiento. "Se lo dejó en libertad porque las fuertes presunciones que teníamos el viernes no pudieron ser corroboradas" aseguró Saccoccia quien sin embargo enfatizó que "sigue ligado a la causa".


Comentarios


Crimen en Zapala: Quedó en libertad uno de los detenidos