Crímenes de Montoneros

La Justicia federal ordenó reabrir una investigación por un ataque con explosivos contra un micro policial registrado el 12 de septiembre de 1976 en Rosario, en el que resultaron muertos nueve efectivos y dos civiles y que llevó adelante la organización Montoneros. La decisión la adoptó el juez federal Marcelo Martín Bailaque, en respuesta a una demanda presentada por Gabriel Amado Alfonso, hijo de Domingo Hipólito Alfonso, uno de los policías muertos en aquella explosión. El abogado patrocinante Carlos Racamato destacó que “durante muchos años se trató de abrir la investigación, pero se rechazaba porque en teoría está prescripto”, por eso la solicitud apuntó a que este hecho sea declarado crimen de lesa humanidad. El 12 de septiembre de 1976, un micro que transportaba a 32 policías que venían de cumplir tareas adicionales en la cancha de Rosario Central sufrió un atentado explosivo. Según las crónicas de la época, una bomba instalada en el interior de un automóvil Citroën 2CV estacionado fue detonada a distancia en el instante en que el ómnibus pasaba a su lado, en la esquina de las calles Junín y Rawson.


Comentarios


Crímenes de Montoneros