Crisis afecta la atención de un centro de Salud Mental en Bariloche

“Camino abierto” funciona desde hace 7 años en una casa del Ñireco. Falta recurso humano e insumos por lo que redujo a 4 horas su prestación para los 100 usuarios.



1
#

2
#

3
#

SALUD PÚBLICA

“Camino abierto” atraviesa una profunda crisis con falta de recursos que obligó a reducir a 4 horas la atención a los usuarios del servicio de Salud Mental que participan de talleres y actividades en el centro cultural comunitario que depende del hospital zonal.

El centro cultural funciona desde hace 7 años en una casa reciclada del barrio Ñireco cuyo alquiler está adeudado hace meses. No hay insumos suficientes para las actividades y falta recurso humano para contener a los 40 usuarios que circulan por el espacio cada día.

Por eso, la institución organizaciones vinculadas y los familiares de los usuarios hicieron pública esta situación que afecta el normal funcionamiento y obligó a reducir la atención solo por la tarde de 12 a 16 mientras que de mañana se realizan tareas administrativas, acompañan a usuarios a realizar tramitaciones y otras gestiones que requieren de acompañamiento.

El centro ofrece almuerzo a los usuarios y según indican hay personas que no pueden llegar a la sede por problemas de movilidad o patologías que lo impiden, por lo que desde hace años se reclama un vehículo para trasladar a estas personas.

La coordinadora del centro cultural Patricia Franco relató a “DeBariloche” la que definió como una situación “de crisis” donde se trabaja con un operador que asiste a pesar de contar con licencia médica, una mucama, una psicóloga social y una psicóloga becadas por el Ministerio de Salud de la Nación que concurren 12 y 20 horas semanales, una psiquiatra que atiende un día a la semana y otra psicóloga que concurre dos veces semanales. El ideal sería contar además de los profesionales con contrato estable y con 5 operadores.

“Camino abierto está instalado en la comunidad y tiene como eje la ley de Salud Mental, es un centro modelo incluso a nivel mundial” dijo Franco que detalló que además de reducir el horario, de los 13 talleres habituales se quitaron 5, y no se puede concretar más una salida al aire libre semanal que se realizaba habitualmente con los usuarios debido a que falta personal para la contención.

Franco dijo que desde el inicio del centro pasaron cinco directores en el hospital zonal y con la actual titular, Mercedes Ibero, se han mantenido reuniones a quien se plantearon las necesidades, al igual que a la Coordinación Provincial de Salud Mental del Ministerio.

Los trabajadores en una nota señalaron que no recibieron respuestas de las autoridades del hospital ante los planteos elevados en noviembre pasado e indicaron que “acontecieron dos situaciones de crisis graves de usuarios las que pudieron ser contenidas por falta de recurso humano”.

Desde 2012 se solicitó a Salud la incorporación de tres operadores que no fueron nombrados y desde agosto de 2014 se adeuda el alquiler de la casa, que debería abonar Salud Pública, indicaron los trabajadores en una nota.

También la Asociación Civil El Brote denunció el “abandono” de la provincia hacia esta institución, “violando la nueva ley de Salud Mental, cuyos aspectos más positivos son absolutamente ignorados concurriendo en abandono de personas por falta de financiamiento y recursos humanos”.

Recordaron que la ley tiene como uno de los aspectos centrales fortalecer los dispositivos que como “Camino abierto” cotidianamente atienden las necesidades y el mejoramiento de la calidad de vida de los pacientes de salud mental”.

Agencia Bariloche


Comentarios


Crisis afecta la atención de un centro de Salud Mental en Bariloche