Crisis política en el "techo del mundo"




KATMANDÚ (Télam).- El primer ministro de Nepal, un ex comandante guerrillero convertido en político, anunció ayer su dimisión al cargo ante una crisis desatada entre su gobierno y el presidente por la desautorizada destitución del jefe del Ejército.

El Partido Maoísta, al que pertenece el renunciante premier Pushpa Kamal Dahal, prometió de inmediato paralizar el país con manifestaciones masivas y cerrar el Parlamento en protesta contra el presidente. La renuncia de Dahal llegó un día después de que su decisión de echar al jefe del ejército fuera revocada por el presidente Ram Baran Yadav, quien es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y miembro del principal partido opositor.

"Para dar una salida a la difícil situación actual y crear una atmósfera favorable a salvar el proceso de paz, la nación y la democracia, anuncio mi renuncia al gobierno que lidero", declaró el mandatario en un mensaje televisado. Dahal demandó también el fin de la "dualidad de poderes" creada "inconstitucionalmente", en referencia a la decisión del presidente de dejar en el cargo al general que él había destituido, informó la agencia de noticias Europa Press.

Dahal decidió ayer la salida del militar, Rookmangud Katawal, luego de que su oposición a incorporar a los ex rebeldes maoístas al Ejército produjera profunda molestia de otros socios de la coalición gobernante. Los maoístas de Nepal pelearon una sangrienta guerra de 10 años contra el gobierno antes de deponer las armas y sumarse al proceso político en el 2006 y fueron los más votados en las elecciones del año pasado, que contribuyeron al fin de la monarquía en el país del Himalaya.

 


Comentarios


Crisis política en el "techo del mundo"