Crisis turca desembocó en nuevo paquete económico

Fuertes protestas precedieron a los cambios.



ESTAMBUL-Turquía anunció ayer sus planes para recuperar su maltrecha economía, instando a sus enojados ciudadanos a aceptar sacrificios e indicando que espera negociar la próxima semana créditos extranjeros de 10.000 a 12.000 millones de dólares.

“Todos debemos apretarnos el cinturón. No esperen que produzca políticas para aliviarnos sólo por hoy. No podemos dinamitar nuestro futuro para salvarnos hoy”, dijo el ministro de Economía, Kemal Dervis.

Dervis presentó su largamente esperado paquete económico mientras decenas de miles de personas manifestaban en todo el país en protesta por la subida en los precios de los artículos, el desempleo y las penalidades que ha tenido que soportar Turquía desde que estalló en febrero la crisis financiera.

El programa tiene como objetivo calmar a los mercados y obtener créditos extranjeros.

Dervis dijo que la economía del país se reduciría en tres % este año, pero que podría registrar un crecimiento récord de cinco % en 2002. La inflación al consumidor a fines del año 2001 alcanzará el 52,5 %, comparable al 37,5 % registrado en marzo, pero bajará el próximo año, afirmó.

Unos 40.000 miembros de sindicatos marcharon en la capital comercial de Estambul, lanzando consignas para denunciar al primer ministro Bulent Ecevit y acusando al Fondo Monetario Internacional de los mayores males del país.

“El FMI es igual a desempleo y hambre” y “FMI salgan de aquí”, fueron algunas de las consignas escuchadas en la marcha.

La policía se colocó al lado de las filas de manifestantes pero la marcha se dispersó antes de lo previsto y no se registraron problemas graves.

En la capital turca de Ankara, miembros de sindicatos de las industrias protestaron por las medidas económicas, pero aceptaron una prohibición de manifestaciones en la ciudad después que la policía dijo que quienes promovieran desórdenes, “resultarán definitivamente lesionados”.

Dervis insistió en que los préstamos respaldados por el FMI son necesarios para que el país pueda hacer frente a su creciente deuda y reformar su atribulado sistema bancario. Dijo que esperaba que los organismos internacionales otorgaran a Turquía entre 10.000 a 12.000 millones de dólares. “Tengo muchas esperanzas. No veo mayores dificultades”.

Dervis, claramente observando las protestas que se desarrollaban mientras hablaba, dijo que el gobierno actuaría para limitar las penurias que soportan sus ciudadanos. “Nuestra prioridad es evitar (que aumente) el desempleo”, dijo, “la dimensión social es importante”.

Dervis dijo que encontraba que la caída de la libra turca, ahora en alrededor de 1.200.000 por dólar, había sido excesiva.

Pero advirtió que no había determinado un objetivo para el valor de la flotante moneda.

Ecevit dijo que su coalición de gobierno, que ha mostrado señales de división por el manejo de la crisis financiera, apoya con firmeza el nuevo plan económico anunciado ayer.(Reuters,DPA)

Plan con acuerdo político

En una primera declaración formal, la coalición tripartita de gobierno declaró su apoyo total a este plan económico, con el primer ministro, Bulent Ecevit, a la cabeza.

Ecevit, tras declarar su esperanza en que el programa solucione los problemas económicos del país, anunció el inmediato debate parlamentario de las reformas legales y las leyes necesarias para la puesta en marcha de este plan.

El plan de estabilización se centra en un ajuste del gasto público y medidas para alentar la libre competencia, la reforma del sistema financiero y la privatización de las empresas estatales.

Las primeras reacciones fueron positivas en los círculos empresariales turcos, aunque esperan conocer datos definitivos sobre su viabilidad; mientras que los sindicatos expresaron su desacuerdo con el contenido del programa.

Dervis, que abandonó la vicepresidencia del Banco Mundial el pasado febrero para unirse al gobierno turco como ministro de Economía, aseguró que es necesario tomar lo antes posible “un gran número de decisiones radicales”.

(Télam- SNI)


Comentarios


Crisis turca desembocó en nuevo paquete económico