Cristina evoluciona bien y con “buen humor”

Los médicos no confirman en cuánto tiempo regresará a Casa de Gobierno.



#

DyN

Militantes K inundaron de carteles el frente de la clínica con aliento para la presidenta.

BUENOS AIRES.- La presidenta Cristina Kirchner, de 60 años, fue operada con éxito para extraerle un hematoma de la cabeza en la Fundación Favaloro y evolucionaba favorablemente, a 19 días de las cruciales elecciones legislativas.

Pasadas las 13:15, el vocero presidencial Alfredo Scoccimarro desde una tarima puesta en la puerta del centro médico remarcó: “La operación ha sido satisfactoria. Ha salido muy bien. La presidenta ya está en su habitación. Está de muy buen ánimo, saludó a todos, agradeció al equipo médico y por los que están rezando por ella”.

Añadió que la jefa de Estado “está de muy buen humor y el próximo parte médico será dado mañana (hoy) al mediodía”.

La salud de la presidenta monopolizó el centro de la agenda informativa, hasta que a las 16 su principal detractor, el periodista Jorge Lanata, fue internado en la misma clínica para someterse a diálisis (ver recuadro). No se supo si Cristina Kirchner fue informada de la presencia del conductor, que todos los domingos lanza sistemáticamente denuncias contra su gobierno.

La operación a la que fue sometida CFK consiste básicamente en practicar una o dos pequeñas perforaciones en el cráneo, de cinco a siete milímetros cada una, por las que se introduce una cánula que permite instilar suero y luego drenar la sangre acumulada, junto al suero introducido, en una técnica que ya tiene más de 50 años.

La convalecencia de la jefa de Estado genera incertidumbre sobre quién y cómo se van a tomar las decisiones claves en un gobierno marcado por el fuerte personalismo de la mandataria y cuando el funcionario que la reemplaza es un vicepresidente cuestionado y bajo investigación de la Justicia. Sin embargo, el kirchnerismo se mostró ayer en un acto con Boudou para dar una idea de unidad. (Ver pág. 4)

Los médicos aún no informaron si la presidenta regresará a su despacho en la Casa de Gobierno en 20 o 45 días, lo que preocupa al oficialismo y a la oposición.

Ese período de tiempo es la convalecencia normal para este tipo de cirugías, dijeron neurólogos consultados.

La presidenta estuvo acompañada en la clínica por sus hijos Máximo y Florencia y su madre Ofelia Wilhelm.

Cristina Fernández había ingresado el lunes a las 13 a la Fundación Favaloro, donde se decidió intervenirla quirúrgicamente del hematoma que sufrió en la cabeza por una caída en la residencia de Olivos el pasado 12 de agosto.

La operación comenzó a las 8:30 en el hospital universitario de la Fundación Favaloro, donde militantes kirchneristas de distintas organizaciones sociales y políticas se congregaron para brindarle su apoyo a la mandataria nacional.

Antes del parte médico oficial, el gobernador bonaerense Daniel Scioli, quien participaba de un acto, aseguró cerca del mediodía que Fernández de Kirchner se estaba “recuperando de la anestesia” y que había “terminado la operación”

Sin embargo, un poco más temprano el exboxeador santacruceño Jorge “Locomotora” Castro, quien es amigo de la familia Kirchner, aseveró a la prensa apostada en la Fundación Favaloro que había culminado la operación.

Fernández de Kirchner había estado el sábado pasado en la Fundación Favaloro, donde le realizaron exámenes médicos tras padecer un fuerte dolor de cabeza. El domingo, en Olivos, sintió “una sensación de hormigueo en su brazo izquierdo”, por lo cual se decidió que regrese a la clínica el lunes.

(Redacción Central/ DyN)


Comentarios


Cristina evoluciona bien y con “buen humor”