Cristina insiste en su obsesión: “ser una bisagra en la historia”

Quiere que después de su gobierno “no sigan los enfrentamientos”



#

DyN

La presidenta al inaugurar una sede de Boca en Santa Cruz: “Fui, soy y seré siempre una militante”.

BUENOS AIRES.- La presidenta Cristina Fernández afirmó ayer que pretende convertirse en una jefa de Estado “bisagra en la historia argentina” para terminar con “las discusiones bizantinas y los enfrentamientos estériles” entre los diferentes sectores, “porque faltaba una coma o un acento” cuando “en el fondo” hay un acuerdo “Quiero ser una presidenta bisagra en la historia argentina, para que los que vengan después de mí no tengan que lidiar con discusiones y enfrentamientos”, señaló la mandataria, al reinaugurar una planta de fabricación de electrónicos en la localidad fueguina de Río Grande. La mandataria volvió a instar a “cuidar lo logrado”, señaló que “hace falta más, hay que profundizar este modelo” aunque volvió a no referirse a su posible reelección, pese al reclamo de cientos de presentes en la fábrica BGH, en la que estuvo acompañada por la gobernadora Fabiana Ríos. Cristina Fernández dijo que se propone “terminar con los enfrentamientos que nos desangran, (ya que) peleábamos porque le faltaba una coma o un acento, (cuando) en el fondo estábamos de acuerdo”, por lo que instó a “empezar a sumar, y después de sumar, multiplicar” a favor del país. También, expresó que en sus apariciones públicas, “me preguntan ‘¿cómo haces para aguantar tantas cosas?’, y siempre digo que hay dos cosas que dan mucha fuerza, una es el comprobar el resultado de lo que uno ha propuesto, y la otra es que la gente me dice ‘fuerza Cristina’”. Pero mencionó “cómo los intereses económicos operan sobre todos, para obtener beneficios” por lo que pidió “ser sensatos y tener las orejas muy abiertas y las neuronas, para que nadie nos pueda meter cosas raras en la cabeza”, en velada crítica a los medios de comunicación. En referencia a los productos de la planta fueguina, destacó que “estas son cosas que se ven, que se tocan, son mucho más que las palabras, son las realidades concretas”. Y afirmó que “decían que íbamos a tener una brecha tecnológica, y hoy cada 100 habitantes, hay 129 celulares”, al defender el régimen de promoción que beneficia a esa provincia. Además, anunció que “las próximas computadoras serán en un 90% nacionales, hechas en Argentina” y criticó que “nos decían que íbamos a tener una tecnología de baja calidad, obsoleta” al exhibir una netbook desde la cual se podía tomar información grabada en un celular. (DyN/Télam)


Comentarios


Cristina insiste en su obsesión: “ser una bisagra en la historia”