Cristina lanzó el boleto electrónico

El Estado invertirá 200 millones para la implementación de la medida que modificará estructuralmente un transporte público, que es el más económico del país. Además, la mandataria manifestó que los sectores que reclaman subsidios deberán tener en cuenta al conjunto de la economía y su funcionamiento.



#

Foto archivo.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy que el boleto electrónico, que comenzará a regir en 90 días, permitirá terminar con “el negociado” de las monedas.

“Hace poco se pudo detectar a una empresa que tenía tambores de monedas, que evidentemente especulaba, y como muchas veces pasa en nuestro país, ese tipo de negocio lo terminan pagando los más vulnerables socialmente, que no tienen estrategias defensivas frente a la especulación y al negociado”, enfatizó la jefa del Estado. Se refirió al caso de la empresa Maco, donde se descubrieron tambores repletos de monedas luego de las denuncias efectuadas por usuarios ante el faltante del circulante.

Fenrández de Kirchner también pidió que se cumpla con el plazo de 90 días para la implementación de la medida y pidió que el plazo de simultaneidad entre el nuevo y el viejo sistema se realice “en el menor tiempo posible”.

Al hacer mención a los 200 millones de pesos que invertirá el Estado, además de destacar que “va a contribuir a modificar estructuralmente al transporte público” en la región metropolitana, que según dijo, “es el más barato del país, un 18 por ciento”, y uno de los más económicos de la región.

Sostuvo que este subsidio al transporte “no solamente ayuda al trabajador, sino a todo el funcionamiento de la actividad económica”. La Presidenta dijo entonces que “muchas veces, cuando se habla con mucha liviandad sobre determinadas cuestiones, se pierde de vista el funcionamiento de la economía” y afirmó que “en cada una de las decisiones que tomo como Presidenta, las tomo viendo el conjunto”.

Recordó la eliminación de la tablita de Machinea, que significó una pérdida de 2.700 millones de pesos para el Estado, lo mismo que las retenciones, unos 700 millones. Al respecto, comentó que “cuando se termine el resultado de la emergencia agropecuaria, también miles de millones de pesos dejarán de ingresar al Tesoro”.

En ese sentido, advirtió que “cuando todos pedimos cosas, debemos tener en cuenta al conjunto de la economía, cómo funciona esa economía y cuáles son los sectores que el Estado debe subsidiar para mantener la actividad y el crecimiento, no solo desde el punto de vista de la economía sino también desde lo social”.

Al respecto, indicó: “está visto que la falta de sustentabilidad social termina, más temprano que tarde, impactando negativamente en la economía, porque crea crisis políticas institucionales”.

En ese sentido, llamó a “concebir al país como un todo, en el que tenemos que funcionar armónicamente, y la distribución y redistribución del ingreso es central para poder seguir manteniendo un nivel de actividad y, fundamentalmente, seguir defendiendo el empleo, que es el gran objetivo que tenemos que tener los argentinos”.

“La clave de la sustentabilidad social, económica, política, institucional, históricamente ha sido el trabajo en la República Argentina”, enfatizó, y agregó: “me siento absolutamente orgullosa de formar parte de un proyecto que defiende estos valores”.

Por último, advirtió que “el contexto y la situación internacional altamente explosiva y conflictiva”, en la que muchos Estados adoptan “medidas proteccionistas, inclusive con brotes xenfóbicos, nos alerta a todos para ser más responsables que nunca, y más solidarios que nunca”. “El ejercicio de la solidaridad es una cuestión de responsabilidad política e institucional”, concluyó.


Comentarios


Cristina lanzó el boleto electrónico