Cristina llegó a Bariloche con beneficios, obras y la promesa de volver en mayo

Inauguró las obras del aeropuerto y vía teleconferencia lo hizo con las de Esquel.





Alfredo Leiva

Alfredo Leiva

El gobernador Weretilneck le dio la bienvenida a la presidenta Cristina Fernández y le entregó un presente.

visita presidencial

Cristina Fernández explicó las razones por las que hay que pagar impuestos. El vice Boudou estuvo sonriente durante el acto.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La presidenta Cristina Fernández dejó inaugurada ayer en esta ciudad la remodelación del aeropuerto, firmó el compromiso de financiamiento para el comienzo de las obras de la UNRN y sorprendió al anunciar que volverá a Bariloche el próximo 25 de mayo.

Ese día tiene previsto asistir al Tedeum en la catedral local, como lo hace cada año en distintas localidades del interior. Señaló que nunca hasta ahora celebró un 25 de Mayo en la Patagonia y por eso eligió viajar “a este lugar tan castigado, que se levantó de las cenizas, para acompañar este esfuerzo tan gigantesco que están haciendo”.

Un rato antes había confirmado que el diferimiento impositivo para la región afectada por la erupción volcánica será extendido hasta agosto y que los contribuyentes que mantengan deudas con la AFIP podrán suscribir planes de pago especiales a 30 meses (ver aparte).

Fernández también subrayó la importancia de las obras realizadas en la terminal aérea para asegurar el éxito de la futura temporada turística de invierno. Precisó que ya está confirmada la llegada a esta ciudad de 150 vuelos chárter de Brasil y también que Aerolíneas Argentinas asignará un Airbus 350 para cubrir la ruta San Pablo/Bariloche.

A pesar de las especulaciones, no hubo anuncio respecto del fin del peaje en el puente que une Cipolletti y Neuquén. No hubo referencia alguna de la presidenta sobre una eventual iniciativa para re estatizar YPF.

El acto realizado en el aeropuerto comenzó con un atraso de 90 minutos y fue seguido por una nutrida platea de funcionarios provinciales y municipales, a los que se sumó luego un grupo de estudiantes de la UNRN, convocados por la propia presidenta a la hora de firmar el convenio que involucra a esa entidad.

Unos trescientos miembros de La Cámpora, el movimiento Evita y otras organizaciones kirchneristas también se acercaron al aeropuerto y luego de un forcejeo con efectivos de la PSA (que incluyó la rotura de una puerta) pudieron acceder al hall principal, aunque no al recinto preparado para la ceremonia.

El acto comenzó con tres rápidos contactos por teleconferencia para inaugurar obras en Esquel, Río Colorado y Allen (Ver página 8). Luego tomó la palabra el gobernador Alberto Weretilneck, quien le agradeció a la mandataria “la fuerza y la esperanza” transmitida en los difíciles días que sucedieron a la muerte del ex gobernador Carlos Soria.

Abogó por mejorar la relación entre los municipios, la provincia y la Nación, a fin de “llegar mejor a todos los rincones” de la geografía rionegrina.

El presidente de Aeropuertos Argentina 2000, Ernesto Gutiérrez, destacó a su turno el “trabajo mancomunado” entre los sectores público y privado para mejorar la infraestructura de los complejos que explota la empresa.

Dijo que el año pasado AA 2000 invirtió 750 millones de pesos y este año llegará a 850 millones, en lo que constituye un récord desde el inicio de la concesión.

Cristina Fernández dijo que la pérdida del gobernador y luego “la desgracia del volcán” pusieron a prueba a los rionegrinos y barilochenses, pero sirvieron también para demostrar “la fortaleza que tenemos los patagónicos para ponernos de pie”.

Subrayó la importancia de apuntalar la recuperación de la actividad turística, que aporta “más del 7% del PBI” y que “genera miles y miles de puestos de trabajo”. También defendió su plan de obras públicas y se lamentó de que “a veces se publican algunas quejas, pero no la opinión de millones y millones de compatriotas” que tienen opinión favorable de la gestión.

Fernández reservó un párrafo para recordar al ex secretario de Derechos Humanos Eduardo Luis Duhalde, quien falleció el martes, y completó su repaso de temas de actualidad con un repudio expreso al ataque de grupos antiimperialistas a la embajada del Reino Unido (Ver aparte).

Además de Weretilneck y Gutiérrez, compartieron la mesa principal con Fernández el vicepresidente Amado Boudou, el intendente Omar Goye, el senador Miguel Pichetto y el ministro de Turismo Enrique Meyer.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cristina llegó a Bariloche con beneficios, obras y la promesa de volver en mayo