Cristina no cede ningún espacio de poder hasta el final

Vía decreto, extendió hasta el 9 de diciembre –un día antes del fin de su mandato– las sesiones ordinarias en el Congreso. Se podrán tratar todas las iniciativas que tengan dictamen.

Archivo

La presidenta Cristina Kirchner finalizará su mandato con el funcionamiento pleno de los tres poderes del Estado, dado que por la vía de un decreto decidió prorrogar hasta el 9 de diciembre las sesiones ordinarias del Congreso, un día antes del traspaso presidencial previsto para el 10 de diciembre.

La jefa de Estado enfrenta su último mes de gobierno y el decreto la muestra decidida a no ceder ningún espacio de poder hasta el final, pero con la duda de si su Frente para la Victoria (FpV) triunfará en el balotaje, luego de doce años de gestión kirchnerista.

La prórroga de las sesiones ordinarias que concluyen el día 30 de noviembre, fue confirmada oficialmente a través del decreto 2329/15 publicado ayer en el Boletín Oficial, firmado por la Jefa de Estado y el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Dicha norma expresa que la decisión fue adoptada “en uso de las facultades conferidas por los artículos 63 y 99 inciso 9 de la Constitución nacional”. El artículo primero del decreto establece: “Prorróganse las Sesiones Ordinarias del Honorable Congreso de la Nación hasta el 9 de diciembre de 2015”.

Como se trata de la prórroga de sesiones ordinarias, las Cámaras de Diputados y Senadores podrán tratar todos las iniciativas que tengan dictamen y los proyectos de ley que puedan tener dictamen.

De las últimas iniciativas enviadas por la Presidenta al Congreso, está la designación de jueces girada al senado y el viernes anunció un Proyecto de Ley sobre modificación de las jubilaciones para los científicos.

El 10 de diciembre, Fernández de Kirchner, de 62 años, pondrá fin a su segundo mandato (2007-2011 y 2011-actual), impedida por la Constitución a aspirar a un tercer período consecutivo.

Deberá sin embargo esperar hasta la segunda vuelta electoral del 22 de noviembre para saber si le entregará la banda presidencial al candidato del FpV oficialista, Daniel Scioli, o al candidato del frente opositor Cambiemos, Mauricio Macri.

Hasta tanto, tiene decidido mantener el absoluto control de su gestión, una característica que la distinguió a lo largo de sus ocho años de gobierno. Por eso extendió hasta el 9 de diciembre las sesiones ordinarias del Congreso, en el que contará hasta entonces con mayoría propia –gracias al apoyo de aliados– para aprobar sus iniciativas.

Distinto será el horizonte de su sucesor, cualquiera sea, que no contará con quórum propio en Diputados, mientras el FpV mantendrá la mayoría en el Senado.

El Congreso podría aprobar en este último mes varias propuestas kirchneristas. Pero no se esperan medidas que cambien el curso de una economía de débil crecimiento y con una inflación anual en torno del 20 a 25%, con un déficit fiscal estimado en un 7% del PIB, un peso sobrevaluado que resta competitividad a la producción local. (DyN/DPA)

Rumbo al balotaje


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora