Crítica de Scioli y silencio de Massa

El gobernador bonaerense se definió como “un candidato a favor” de las políticas del kirchnerismo porque, señaló, “la mayoría del pueblo argentino no quiere retroceder”.



#

Foto: Archivo.-

CONVENCIÓN UCR

La decisión del radicalismo de aunar fuerzas con el Pro para las elecciones nacionales cosechó ayer la crítica del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, que la señaló como una “alianza con contradicciones”, comparaciones del ministro del Interior, Florencio Randazzo, sobre sus aliados y adversarios y el silencio del diputado nacional Sergio Massa.

La reacción de los precandidatos presidenciales del peronismo contrastó con la celebración que hicieron el diputado nacional radical Oscar Aguad, el ministro de Gobierno porteño Eduardo Monzó, y la diputada de Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien incluso apuntó que en ese espacio “no necesitamos la gobernabilidad mafiosa y antirrepublicana que representan Massa y (Eduardo) Duhalde”.

Horas después de que la Convención Nacional de la UCR proclamara al senador Emilio Sanz candidato a presidente y abriera la puerta a la comunión con Mauricio Macri y Carrió, Scioli observó que frente al gobierno del kirchnerismo se formó “un espacio de alianzas que se van configurando con contradicciones”.

El gobernador y precandidato presidencial del oficialismo dijo que, en cambio, él tenía “la enorme responsabilidad de llevar al peronismo a la victoria en las elecciones de octubre ante esta alianza que se ha conformado”.

Scioli insistió en definir a ese espacio de estar “en contra de” proyectos del gobierno como los acuerdos con China y la estatización de YPF, mientras él se definió como “un candidato a favor” de las políticas del kirchnerismo porque, señaló, “la mayoría del pueblo argentino no quiere retroceder”.

Su oponente en la interna kirchnerista, el ministro Florencio Randazzo, volvió a mostrarse como aliado de la presidenta Cristina Fernández y cuestionó a sus “adversarios” que identificó como quienes “no tengan el coraje de ser independientes de los sectores que condicionaron a todos salvo a @CFKArgentina”.

Las declaraciones de Randazzo sonaron a comparación luego de que ayer Scioli señaló a Macri como su “adversario político”.

En una serie de mensajes por Twitter que disparó contra sus contrincantes electorales, Randazzo indicó que sus “aliados son los millones de argentinos que defienden a @CFKArgentina y no están dispuestos a volver atrás”.

El diputado Sergio Massa, quien había tentado a varios dirigentes del radicalismo en las provincias a unificar campañas con su Frente Renovador, evitó pronunciarse sobre el acuerdo de la UCR con el Pro que lo dejó fuera del armado nacional y dijo que desde su espacio peronista “seguimos nuestro camino, que es el camino de la gente”.

Durante una recorrida por la ciudad de La Matanza, Massa prosiguió con su campaña con promesas de mayor seguridad para una eventual presidencia porque, según confió a sus hombres de confianza, a “todos los aparatos” ya los enfrentó en el 2013 cuando logró su banca de diputado al dimitir del kirchnerismo.

Del lado de los elogios al acuerdo, Emilio Monzó sostuvo que ahora se podrá “poner fin a una manera de hacer política, basada en el atropello de las instituciones y la falta de diálogo”. “No nos unimos en contra de nadie, sino a favor de los argentinos que esperan un cambio en el país”, acotó en un texto.

El diputado nacional Oscar Aguad indicó que “por el momento lo más importante es sumar a todos los actores políticos y sociales que no han sido parte de esta década donde ha gobernado el kirchnerismo”.

“Veremos después, con el tiempo, qué es lo que pasa. Esto no es contra de nadie, esto no es una cuestión radicalismo-peronismo”, remarcó para evitar las antinomias. (DyN)


Comentarios


Crítica de Scioli y silencio de Massa