Crítica mirada al presente del hospital Zatti de Viedma

El defensor del Pueblo adjunto objetó el sistema de turnos



VIEDMA (AV)- Hay cada vez más pacientes para una infraestructura insuficiente y en la era de la informática con un sistema casero. Esta es ligeramente la síntesis del análisis realizado por el defensor del Pueblo adjunto, Ignacio Gandolfi, sobre el funcionamiento de atención al público en el hospital Artémides Zatti de Viedma.

"En el caso de querer usar métodos prehistóricos deberíamos, por lo menos, garantizar un suficiente número de personas para desagotar los 1.200 pacientes en el menor tiempo posible", sostuvo al referirse a los inconvenientes y problemas que se registran para obtener turnos médicos en el hospital de Viedma.

En este marco de situación Gandolfi solicitó a la dirección del nosocomio local un informe detallado sobre las medidas adoptadas hasta la fecha a fin de brindar una solución, al margen del tiempo transcurrido de la disposición judicial que ordenó a la conducción del hospital que arbitrara los medios necesarios para que se les otorgue turnos a todas las personas que así lo requieran, evitando las extensas y desgastantes esperas especialmente de ancianos, embarazadas, madres con hijos lactantes y enfermos que se vean perjudicados por esta situación.

Gandolfi destacó que en la actualidad la mesa de entradas del Zatti para turnos de consultorios externos funciona de 7 a 13 y de 15 a 17, siendo este último el que otorga exclusivamente para el día ssiguiente. En este sentido detalló que son otorgados un total de 9.000 turnos por mes aproximadamente, más 400 que corresponden a pacientes de los hospitales de la zona, desde solamente dos bocas de atención. Agregó que para ello se cuenta con un sistema de computación "casero" elaborado por un empleado en el ´95 que "no es compatible con Windows ni con nada y que corre bajo D-OS con solamente dos terminales, es decir, que sólo dos personas pueden dar turnos en forma simultánea".

Por otra parte añadió que "los consultorios externos son servicios fundamentalmente para pacientes ambulatorios, existiendo en este momento una mala distribución por falta de instalaciones e inadecuada distribución horaria de los profesionales y del personal administrativo encargado de dar los turnos". El defensor del Pueblo adjunto consideró que falta una distribución más racional y que en la actualidad es poca flexibilidad para que el paciente acceda al turno, así como "la informatización necesaria para que las historias clínicas sean de fácil acceso tal cual prevé la legislación a través de la ley de los derechos de los pacientes y la de historias clínicas aprobada recientemente".

Respecto de las atenciones en relación a los datos estadísticos calculó que el índice es de cinco consultas por año por habitante, en base a eso se tratará de establecer las cifras totales de consultas que tendrá el hospital en medicina general.


Comentarios


Crítica mirada al presente del hospital Zatti de Viedma