Críticas a un gobierno “sin acción” y con colores asociados a empresas

La candidata a diputada dejó atónitos a 200 comensales con sus reproches a la gestión Weretilneck. El intendente dijo sobre su madre que, “si es lo que corresponde, que la lleven a una cárcel común”.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

#

“Somos Soria. Nunca pedimos ningún privilegio”, afirmó el jefe comunal.

El reciente paso por Viedma de María Emilia Soria acentuó grietas en la relación con el gobernador Alberto Weretilneck. Ocurre que la candidata, hermana del intendente Martín Soria, fustigó a la actual gestión en un asado proselitista, con la participación de decenas de funcionarios de la propia administración provincial.

Soria utilizó frases sueltas, pero lapidarias. Improvisó y así lanzó, sin filtro, duras censuras. Aludió a la falta acción gubernamental. Lo hizo cuando dijo sentirse dolida por ciertos cambios, utilizando la referencia de la desterrada “acción” del exgobernador Carlos Soria para pasar al presente eslogan (“En cada lugar, siempre”) que “no tiene ni verbo”. También objetó el reemplazo del “color celeste” de su padre por “el verde, de Vía Bariloche y del banco Patagonia”.

Tampoco faltó el reproche por la indiferencia al segundo aniversario del triunfo del FpV del pasado 25 de setiembre.

Ese jugado cierre invadió de estupor al auditorio, reunido en APEL y constituido por más de 200 comensales.

La candidata a diputada llegó a esas críticas después de un reconocimiento a la militancia social y la juventud, incluyendo la felicitación a Jóvenes en Acción, organizadores del encuentro por su primer aniversario.

La agrupación está liderada por Jorge Sodero, sobrino del exvocal del STJ, Víctor Sodero Nievas. Esta institución dispone de un fuerte respaldo político-institucional de la Secretaría General, a cargo de Hugo Lastra, con aportes estatales incluidos. Su secretario de Coordinación, Gastón Coumeig, asistió al encuentro y es el nexo con esa organización, por lo cual su situación es la que quedó más expuesta después de la pesada crítica de la candidata.

Otros importantes asistentes: el diputado nacional Jorge Cejas; y el último candidato a intendentes de Viedma y actual interventor del Idevi, Mario Sabbatella. Todos quedaron pasmados por los juicios de Soria, aunque nadie respondió nada.

Weretilneck no estaba en Viedma, pero poco después conocía sobre los dichos de Soria. No ocultó su malestar en posteriores contactos personales, aunque antenoche lo minimizó en un diálogo informal con periodistas. “Es curioso. Se enojan porque no recordé el 25 de setiembre cuando fue mi triunfo”, analizó.

La escalada crítica de Soria no se detuvo. Ayer, en un comunicado, la candidata se lamentó por la “llamativa demora por parte de la Fiscalía de Estado en aclarar” su situación laboral ante denuncias que indicaban que su licencia en ese órgano de control era con goce de haberes. Un rato antes, el fiscal Pablo Bergonzi había difundido un comunicado con la respuesta oficial. (AV)

María Emilia y Martín Soria, sin filtro ante oficialistas, opositores y jueces


Comentarios


Críticas a un gobierno “sin acción” y con colores asociados a empresas