Críticas contra Cristina en el entierro



Una multitud despidió ayer en el cementerio municipal del partido bonaerense de Avellaneda los restos mortales del militante del Partido Obrero (PO) Mariano Ferreyra, asesinado el miércoles último, cuando apoyaba una manifestación de trabajadores ferroviarios de empresas tercerizadas de la línea Roca. El dirigente del PO Jorge Altamira, al finalizar la ceremonia de inhumación, reclamó a la presidenta Cristina Fernández una “urgente audiencia” para cruzar datos de manera personal y acelerar así la investigación por el crimen. Las personas recibieron con aplausos el arribo del coche fúnebre con el cadáver del joven al cementerio. Tras el entierro, los militantes del Partido Obrero realizaron un acto en la puerta del cementerio, ratificando el pedido de “Crimen y castigo para los responsables del asesinato de Ferreyra”. La familia se retiró del lugar en medio de un profundo dolor, sin realizar declaraciones. En tanto, militantes del PO negaron que testigos en la causa se hayan negado a declarar hasta tanto no estuviera resuelta la situación laboral de los empleados despedidos del tren.


Comentarios


Críticas contra Cristina en el entierro