Crítico panorama oficial de las finanzas neuquinas

Lo reveló ayer la titular de Hacienda, Esther Ruiz. El gobierno tiene que bajar el gasto en $ 120 millones.



#

Ruiz: "El reclamo docente es atendible, pero en este momento no tenemos con qué".

NEUQUÉN (AN).- El proyecto de presupuesto que entre hoy y mañana el gobernador Jorge Sapag enviará a la Legislatura refleja una situación sumamente comprometida de la provincia porque al déficit de 400 millones de pesos ya anunciado, se le suma el hecho de que la administración tendrá que bajar en más de 120 millones el gasto porque no hay forma de financiarlo. Según la ministra de Hacienda, Esther Ruiz, los proveedores tampoco aceptan las condiciones del bono a emitir para pagar la deuda flotante.

Frente a este escenario, Ruiz advirtió que no existen posibilidades de incrementar los salarios de los docentes, que esperan una respuesta oficial a su pedido de aumento del 30% para analizar el lanzamiento de medidas de fuerza (ver aparte). “El reclamo no está fuera de foco y es hasta atendible, pero en este momento no tenemos con qué”, dijo en una charla con “Río Negro”.

La funcionaria informó sobre el estado financiero y presupuestario de la provincia con la premisa de que “los números que no podemos mostrar no deberían existir”. Dijo que entre octubre del año pasado y febrero del 2008 la masa salarial creció en 600 millones de pesos hasta llegar a los 2.179 millones de pesos.

El nuevo presupuesto que llegará a la Legislatura es de 4.000 millones de pesos contra los 4.350 del que había enviado el ex gobernador Jorge Sobisch. En el nuevo hay una diferencia que aunque parezca pequeña tendrá gran incidencia porque se trata de los fondos que ingresarán al Estado neuquino en concepto de ayuda financiera nacional. Hace unos meses, Neuquén esperaba la remisión de 360 millones de pesos, se presupuestaron 245 millones en función de cómo se planteaba el diálogo con Nación y finalmente llegarán sólo 130 millones de pesos. Podría decirse que esa diferencia es lo que la administración debería ahorrar para llegar a fin de año.

La meta es generar un ahorro de 10 millones de pesos por mes, mediante el achicamiento del gasto de funcionamiento del Estado o una mejora en la recaudación del EPAS y el EPEN.

La causa de esta delicada situación fue la acumulación de deudas con proveedores y contratistas, muchas de ellas correspondientes a compras realizadas al margen de la ley de Administración Financiera y Control, dijo la minist ra. El gobierno ideó un bono, con una tasa del 8% anual, para pagar deuda flotante por 150 millones de pesos, pero los acreedores ya le hicieron saber a la ministra su resistencia a recibir como pago un papel con un interés inferior a la inflación.

-¿No hay responsables de esta situación? -le preguntó “Río Negro”.

-Hay responsables, desde los que salieron a contratar, pasando por los directores de Administración de las reparticiones que son los custodios del esquema presupuestario, hasta los mismos ministros del gobierno anterior. -Respondió Ruiz.

La ministra confía en que los recursos en materia de regalías se incrementen una vez que se lleve adelante la renegociación de los contratos petroleros para extender su vigencia más allá de los menos de diez años que le quedan a los permisos otorgados por Nación en los '90.

Neuquén está pidiendo aumentar un 50% esas percepciones, lo que llevaría los recursos por este concepto (petróleo y gas) de los 1.500 millones de pesos actuales a los 2.250 millones. Mientras la provincia está en esta situación, en tres bancos hay casi 400 millones de pesos en plazo fijo. Son el resultado de la colocación de los bonos en dólares que emitió Sobisch para financiar una serie de obras públicas.

Ese dinero no puede usarse porque tiene asignación específica establecida por una ley (ver aparte), con compromisos ya asumidos con contratistas.


Comentarios


Crítico panorama oficial de las finanzas neuquinas