Crónica de un final anunciado (y postergado)

Miguel Micó dejó de ser el entrenador de Racing. Tras caer ante San Martín, se esperaba su dimisión.





#

Micó tuvo ayer el último contacto con la prensa como DT de Racing.

"Ayer por la noche (domingo) decidí no ser más el técnico de Racing, porque creo que es lo mejor, para los jugadores y para Blanquiceleste".

La crónica del final anunciado fue más postergado de lo esperado. El viernes por al noche, Racing cayó ante San Martín de San Juan por 2 a 1, y tras la derrota se creía que Micó presentaría la renuncia. Todo lo contrario, aquella noche manifestó que seguiría y hasta la página oficial de internet de Blanquiceleste confirmaba la continuidad del entrenador.

"Yo me tomé unos días para pensar y por eso no hablé. Estoy triste, pero entero. Le deseo lo mejor a los muchachos y espero que el domingo puedan ganar su primer partido", agregó.

Micó llegó al entrenamiento de Racing acompañado por el titular de Blanquiceleste, Fernando De Tomaso, quien no hizo declaraciones a la prensa.

El ahora ex DT de Racing primero le comunicó su decisión de renunciar a De Tomaso y luego a los jugadores. "Lo hablé con mi entorno familiar y creo que esto es lo mejor. Después se enteró De Tomaso, luego los jugadores y ahora se los estoy comunicando a ustedes -por los periodistas-".

Micó reconoció que De Tomaso le ofreció continuar como coordinador de las divisiones inferiores, cargo que ocupó durante seis años. "Me voy a tomar 48 horas para analizar todo lo sucedido y después definiré que es lo que hago. Creo que en estos seis años en el club hicimos un buen trabajo y por eso quieren que me quede", enfatizó el técnico.

Luego del diálogo con la prensa, Micó se fue junto con De Tomaso rumbo a las oficinas de Blanquiceleste, porque según se rumoreó, entre los dos elegirán al nuevo entrenador.

Cuando Micó tomó la decisión de renunciar el panorama para De Tomaso, comenzó a complicarse más de lo que está. El gerenciador confiaba en la continuidad de Micó porque de ese modo no tenía que contratar otro entrenador, teniendo en cuenta que el contrato de Micó era el más "barato" del mercado. Ahora, codo a codo, decidirán quien se sentará en el banco más caliente del fútbol argentino.


Comentarios


Crónica de un final anunciado (y postergado)