Cruce de denuncias penales entre un joven de Cervantes y la Policía

El muchacho asegura que lo balearon, los uniformados que recibieron ladrillazos

Lo más visto



El joven Retamal mostró sus heridas y acusó a policías de la Unidad 22.
CERVANTES (AR).- Un enfrentamiento entre policías y un joven de Cervantes derivó en sendas denuncias penales a raiz de las presuntas agresiones que de una y otra parte habrían surgido para dirimir las diferencias.

Horacio Retamal -de 23 años- denunció ayer en el Juzgado 6 de Roca que efectivos de la comisaría 22 de Cervantes lo agredieron verbal y físicamente, causándole heridas de gravedad con balas de goma.

En tanto, el comisario David Torres manifestó que sus subordinados le informaron que “habían realizado un procedimiento el sábado a las 0.30 cuando unos chicos ingerían bebidas alcohólicas en la vía pública -entre ellos Retamal-, los invitaron a retirarse y luego de un intercambio de palabras se fueron”. “Después, cuando el patrullero se estacionó en cercanías del domicilio de esta persona, el personal policial es agredido por Retamal que le lanza ladrillos al patrullero, y después también el papá se acerca y patea el parabrisas rompiéndolo”, manifestó el comisario.

El relato de Retamal dista bastante de la versión policial. Según el joven, caminaba en el centro del pueblo acompañado por un amigo luego de haber cenado en una pizzería, llevando una lata de cerveza en la mano. Un par de policías a pie los habrían comenzado a seguir y cuando se acercaron les habrían advertido que no se podía tomar bebidas alcohólicas en la vía pública. Retamal dijo que luego comenzó una serie de insultos. “Cuando llegamos a la plaza todavía nos seguían y me decían que me iban a agarrar y me iban a hacer boleta y llamaron por el handy al patrullero diciendo que vinieran que ya nos tenían acorralados”, comentó Retamal. “Efectivamente luego se sumó un móvil policial. Cuando entré a mi casa para resguardarme tiraron con balas de goma a quemarropa. Me pegaron en la espalda y el codo”, manifestó mostrando las heridas.

Por este motivo, el joven ingresó a su hogar a pedirle a su familia que lo acompañara a la sala de primeros auxilios. “Cuando volví a salir vi al policía que me había tirado el tiro que estaba en la esquina y voy corriendo a decirles por qué me había tirado y entonces me encaran con el patrullero y yo alcanzo a saltar y caigo arriba del parabrisas rompiéndolo y me agarraron de los pelos entre tres policías y me llevaron a la oscuridad para pegarme”, informó. En ese momento intervinieron el padre y la madre.

El comisario Torres afirmó desconocer qué había sucedido con los familiares. Igualmente desde la unidad realizaron una presentación judicial en el Juzgado 10 por atentado a la autoridad y daños reiterados y lesiones.


Comentarios


Cruce de denuncias penales entre un joven de Cervantes y la Policía