¿Cuál es el verdadero estado de salud de Kirchner?

Por la hemorragia que tuvo le habrían hecho una transfusión de



La hemorragia intestinal que padeció la semana pasada el presidente Néstor Kirchner en el Calafate habría obligado a realizarle una transfusión de 2,5 litros de sangre para recomponer su sistema inmunológico, según afirma la revista “Noticias” en su último número, citando fuentes médicas.

La noticia puso otra vez sobre el tapete el interrogante de cuál fue y cuál es el verdadero estado de salud del mandatario nacional. En este sentido, ayer se informó que el presidente no volverá a la actividad oficial mañana, como se había anunciado, sino recién el martes.

La información también planteó la duda de si, durante los seis días que estuvo internado en el hospital de Río Gallegos, no debió transferirse el mando, por la delicada situación del presidente.

El hermetismo al que recurrieron los funcionarios y familiares más cercanos al presidente abonan la teoría que el viernes presentó la revista.

Según publicó “Noticias”, al llegar el médico personal d Kirchner, Luis Buonomo, al lugar donde se encontraba el presidente, éste decidió “transfundirlo” para recomponer su sistema inmunológico ante la cantidad de sangre que habría perdido el mandatario.

También, de acuerdo con las fuentes consultadas por el semanario, el presidente, junto con su esposa y el jefe de Gabinete Alberto Fernández, no habrían descartado la posibilidad de transferir el poder a vicepresidente, Daniel Scioli, quien se encontraba descansando con su familia por el feriado de Semana Santa. “Daniel volvé a Buenos Aires y no te muevas de tu casa”, le habría reclamado Fernández a Scioli, quien de inmediato habría regresado a su departamento porteño, pero el traspaso no ocurrió.

Respecto de la hemorragia, Buonomo habría estudiado los análisis que se le practicaron a Kirchner y ordenó la realización de una transfusión que “permitió llevar el hematocrito a 32” cuando el mínimo aceptable es de 40.

Ayer, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, reconoció que el presidente Kirchner sufrió, durante su reciente internación, “un problema con cierta pérdida de sangre”.

De este modo, Fernández se refirió a la versión periodística.

No obstante, el funcionario aseguró que el presidente Kirchner “está muy bien, absolutamente activo” desde que abandonó el Hospital de Río Gallegos y se instaló en la residencia de Olivos, desde donde cumple con sus funciones.

“Ha tenido un problema de cierta pérdida de sangre, es cierto”, reconoció Fernández, quien de inmediato aclaró que Kirchner “está esplendido, con mucha fuerza y garra, y traba

jando en Olivos”.

Pese a ello, aclaró que el primer mandatario no regresará a la Casa Rosada el próximo lunes, tal como se preveía, sino que “quizás lo haga el martes”.

En este sentido, indicó que Kirchner ya les dijo a sus colaboradores que tiene intenciones de volver a su despacho de Casa de Gobierno cuánto antes, pero que -por recomendación de su médico personal, Luis Buonomo- no lo hará por lo menos hasta el martes próximo.

Según la revista, el testimonio de un kirchnerista sugiere el origen de la dolencia.

En octubre del año pasado, Kirchner debía someterse a un tratamiento de su tobillo que incluía usar una bota de plástico para aliviar un esguince.

Como ese adminículo lo molestaba para sus desplazamientos entre la gente –que tanto le gustan-, Kirchner habría decidido quitársela antes de tiempo. Para mitigar los dolores habría empezado a consumir un analgésico tal vez sin suficiente supervisión médica, informa la revista.

Esta hipótesis choca con la “versión oficial” que dio el médico presidencial, que dice que la gastroduodenitis gástrica se produjo por un medicamento dado en el marco de un tratamiento odontológico. Pero su dentista nunca se hizo cargo de esta afirmación.


Comentarios


¿Cuál es el verdadero estado de salud de Kirchner?