“¿Cuál es la palabra?”



Indignación, bronca, desasosiego. Tenemos un gobierno provincial que hace más de 50 años gobierna, y sin embargo el EPAS colapsa y contrata en forma directa porque no previeron que en 30 años los caños se iban a poner viejos y chicos, la Ruta 22 en Challacó se corta cada vez que llueve y se contrata la limpieza en forma directa porque no hay tiempo para licitar, quedan aislados pueblos de la provincia como Las Coloradas que ya cumplieron más de 20 años, y así podríamos seguir enumerando... ¿Dónde se discuten las prioridades? ¿Dónde se planifica? Algo falta...

Tenemos un intendente en la ciudad de Neuquén que hace 14 años está ejerciendo (hubo 4 que no estuvo) y todavía no se dio cuenta de que se tapan o rebalsan los arroyos (Durán, Villa María, etc.), que el mantenimiento de las calles pavimentadas es un desastre
–ni que hablar de las no pavimentadas–, que contrata en forma directa para solucionar los embates de las lluvias y el viento (es decir, tierra) y que sus prioridades las marca Nación y no los habitantes de Neuquén, sino cómo se entiende que le dan créditos para el Metrobús
–saldrá alrededor de 200 millones– y no consigue para los pluvioaluvionales, ni para casas que contengan a mujeres violentadas y otras demandas urgentes.

Quien planifica y fija las prioridades el Caesyp no es, presupuesto participativo no hay. Provincia y ciudad tienen en común que han sido alfonsinistas, menemistas, kirchneristas y ahora macristas, que las empresas que realizan las obras públicas son casi siempre las mismas, que les encanta contratar en forma directa sin la burocrática licitación o hacen licitaciones a medida y en los presupuestos siempre figuran las mismas obras (Tercer Puente, Ruta 22 Plottier-Arroyito, Ruta 43, Ruta 13). Ahora agregamos Chihuido, asfalto, gasto social...

¿Cuál es la palabra: corrupción, negligencia, desinterés?

Raúl Dobrusín

DNI 10.112.372

Raúl Dobrusín

DNI 10.112.372


Comentarios


“¿Cuál es la palabra?”