Cuando el miedo corre



NEUQUÉN (AN).- El miedo también camina por las instituciones educativas. En el CPEM 41, ubicado en Linares al 760, hay padres que decidieron cambiar a sus hijos, que estudien en otro lugar, incluso lejos de sus casas. Entienden que es una forma de resguardarlos de la violencia que existe en esta zona de Neuquén capital, tanto en el barrio Confluencia como en la toma La Familia.

“No hay actos violentos adentro del colegio, pero sí roban y golpean a nuestros alumnos cuando salen. No es un fenómenos que empezó ahora, pero hay padres que temen por la seguridad de sus hijos y se los llevan a otras escuelas”, reconoció Marcela, jefa de preceptores en el CPEM 41.

En la escuela 136, Verónica Coñumilla dice que la “deserción no es importante, pero sí las intermitencias. Todos los días faltan unos 50 alumnos por temas que tienen que ver con la violencia”, explicó.


Comentarios


Cuando el miedo corre