Cuando el universo de la literatura cabe en una caja

Desde Bahía Blanca se edita la publicación de arte "Vox", una propuesta editorial que busca compatibilizar un contenido profundo y abierto con una presentación diferente y atractiva. El empeño de Gustavo López, su editor, y Mirta Colángelo, jefa de redacción, ha hecho que en la revista se pudieran publicar textos inéditos de Cortázar, Lamborghini, poemas desconocidos de Paul Auster y una conferencia que Jorge Luis Borges dio en Colombia.

VIEDMA- Son pocas las publicaciones que desde el interior del país ofrecen una mirada sobre el mundo de las letras y lamentablemente menos aún las que tienen una estética y una presentación agradables. "Vox" se perfila como una de esas excepciones.

Con cada nueva entrega una serie disgregada de hojas, pequeños libros, dibujos, pinturas, sobres y plaquetas, son contenidos por una carpeta hecha de cartón de cajas de pizza.

Desde la ciudad de Bahía Blanca a fines del '96 salió el primer número de la revista, y con ciertas intermitencias se ha mantenido hasta el presente, en base del empeño de su director Gustavo López y a la jefa de redacción Mirta Colángelo.

"El concepto es que sea una revista de literatura, no sólo de poesía aunque desde la redacción incurramos mucho en ella; en los diferentes números vamos tocando todos los géneros", comenta López.

El concepto que generó a "Vox" se basa en que pueda ser considerada una revista objeto, y esto se fundamenta en que "en un futuro no muy lejano, todo el material literario va a poder ser encontrado en una manera más versátil y más completa dentro de la red de redes. Las revistas de arte y de información, incluso los libros, van a tener que hacer un esfuerzo por justificar su impresión en papel y no circular de manera virtual".

"¿Qué hace que alguien vaya a una librería a buscar un libro o una revista? El producto debe tener un plus, que esté dado por los materiales, el diseño, el tipo de encuadernación, la presentación. Y ese fue el concepto que manejamos desde lo gráfico y desde lo editorial".

Las páginas de "Vox" no vienen pegadas, abrochadas ni cosidas, sino que cada nota es un fragmento independiente; el director explica que "las revistas y los diarios no se leen en su totalidad, sino sólo un porcentaje, y pensamos en un formato que permita a uno poder desprenderse de una parte y conservar aquello que sí interesa".

"A la vez buscamos que la revista sea un material atesorable, que uno desee guardar, sobre todo por el esfuerzo tremendo que es hacer una revista de arte", agregó.

En su esfuerzo por imprimirle interés a "Vox" han logrado colectar "perlitas" en cada número. En el primero fue un texto inédito de Julio Cortázar que les mandaron desde España, en el tercero poemas desconocidos de Paul Auster y en el quinto una conferencia que Jorge Luis Borges dio en Colombia en el '64, que desde ese país les hicieron llegar y que María Kodama les autorizó a publicar.

Para el número 6-7 dieron un adelanto de la novela de Alberto Laiseca "Los Sorias", publicaron textos inéditos de Fernando Pessoa y unos poemas inéditos de Leónidas Lamborghini.

El número 8 está terminado y pronto a ser distribuido, y Gustavo López adelanta que entre otras cosas traerá unos poemas póstumos de Silvina Ocampo. Asimismo comenta que para fin de año están preparando una serie especial de plaquetas de poesía, y deja escapar que ahora encaran la empresa de concretar una serie de libros objeto.

Los billetes y el horizonte

Gustavo López es pintor, escribe poesía, y antes de "Vox" fue parte de la revista de arte "Senda" que se mantuvo durante diez años entre los bahienses.

Cuenta en su staff de "Vox" con una extensa lista de colaboradores estables que con el tiempo se fueron agregando al proyecto, haciendo honor a la premisa de realizar una revista abierta y participativa.

Gustavo comenta que "Vox" sale con la periodicidad que puede otorgarle, porque el costo de los 1.500 ejemplares es elevado. Son casi seis mil pesos por tirada, que antes solventaban en parte con el aporte de la Municipalidad de Bahía Blanca, pero en los últimos tiempos éste ha disminuido considerablemente.

La revista por ahora se vende en Córdoba, La Plata, Buenos Aires y Rosario, y están buscando nuevos mercados. Gustavo comenta que la distribución tiene muchos inconvenientes; han llegado a lugares como Neuquén y La Pampa pero nunca lograron recibir el dinero de lo vendido.

Con una buena inserción en Bahía Blanca donde venden un tercio de la tirada, el resto va para otras ciudades y para intercambiar con diversas publicaciones.

Una extensa lista de personalidades

Con todo el empeño en seducir al lector, los editores de "Vox" agregan en cada número "regalitos" como stickers, pequeñas pinturas o sobres con poemas visuales.

Gracias a su persistencia han logrado que se les acercara gente interesante como el sociólogo y escritor Horacio González, el poeta Leónidas Lamborghini o el ilustrador Pablo Páez, quien colaboró en el número 6-7 con dibujos para todo el ejemplar.

Asimismo, el grupo de "Vox" realiza actividades adyacentes en las que organizan un ciclo de recitales y encuentros con artistas e intelectuales, llamado "Los martes, orquídeas", que desde hace tres años se hace cada quince días en el Museo de Arte Contemporáneo.

Así han logrado reunir en una larga lista los nombres de José Luis Mangieri, Eduardo Galeano, Andrés Rivera, Santiago Kovadloff, Leónidas Lamborghini, Daniel Samoilovich, Arturo Carrera, Juana Bignozzi, Diana Belessi, el sacerdote Hugo Mujica y muchos más.


Comentarios


Cuando el universo de la literatura cabe en una caja