“¡Cuando la ley es pareja nadie se queja!”





1
#

2
#

En la ciudad de Neuquén son muchas las normas que se transgreden, unas más que otras. En mi caso trato de cumplir todas, pero por imperio de la necesidad se termina actuando mal. Vivo en el barrio Huilliches hace 20 años, siempre en la misma casa, que no cuenta con terreno suficiente para dejar los vehículos en un espacio adecuado. Por necesidad de contar con una entrada económica a largo plazo construí un salón comercial y por responder la vivienda a la cantidad de habitantes en la familia en el terreno de 6,80 por 18 metros no quedó espacio para un garaje. Por lo tanto mi auto queda afuera de noche y de día. En la noche lo pongo en la vereda, que es bastante ancha, lo más cerca de la calle para no entorpecer el libre tránsito de los peatones, mis vecinos. Cómo quisiera yo guardar mi vehículo y el o los de mis hijos en un lugar seguro, como el resto de los vecinos que cuentan con ese tan preciado espacio. En varias oportunidades los vehículos han sufrido el ataque de vándalos que pululan por el sector y hemos debido afrontar pérdidas económicas innecesarias y de tiempo en las comisarías. El 3 del corriente, al despertar y salir a ver los autos, me encontré con una sorpresa: una boleta de infracción municipal que reza “estacionado sobre vereda obstruyendo paso del peatón” y tiene la firma del inspector Moisés Fuentes LP 6875. Quiero decirle al Sr. inspector que el auto no obstruía el paso al peatón y para demostrarlo tomé fotos esa misma mañana, aprovechando el paso de una vecina y su hijo; en la imagen se observa que queda un espacio libre muy considerable. Todos los días transito por las calles de Neuquén y también paso por la casa de mi vecino, el intendente de la ciudad Martín Farizano. He aprovechado la ocasión de sacar fotos en la vereda del intendente, donde se encuentra una camioneta Ford blanca; las fotos son pruebas contundentes. Pero no me quedé con esa inquietud sino que seguí por San Martín esquina Violeta Parra, donde hay una propiedad de la familia Farizano que actualmente alquila, donde se observan varios autos que sí obstruyen el paso peatonal. Continuando con el periplo por Violeta Parra me encontré con el mismo cuadro. Esto ocurre en toda la ciudad, lo cual no me exime de impunidad, pero la ley tiene que ser pareja, ¿o no? Con seguridad tendré que pagar esa multa, pero deseo que este inspector recorra toda la zona porque de lo contrario voy a pensar mal, y no del funcionario que actúa cumpliendo órdenes sino de aquellos que las imparten. ¡Cuando la ley es pareja nadie se queja, pero cuando se realizan acciones ideológicas la acción es más grave! No quiero pensar en la segunda opción, porque de comprobarse estaríamos ante un hecho de persecución. Esta práctica se realizó en la época más oscura de la historia de nuestro país; así nos fue, así nos va. Soy un ciudadano argentino nacido en esta hermosa ciudad que ha trabajado toda su vida, cumplido las normas y las leyes, criado a sus hijos con honestidad e inculcado los valores de respeto y apego a la ley; hoy son hombres de bien, respetados por los vecinos y quienes los conocen. Digo esto porque ellos también sufren las desigualdades pero creen –igual que yo– que algún día todo esto cambiará y viviremos en un país con derechos y obligaciones pero con oportunidades para todos. Hace algunos meses me robaron un auto de la terminal de colectivos y tuve la suerte de recuperarlo, aunque no en las condiciones en que lo tenía. Hoy paso por esa zona y veo a las mismas personas que ofrecen lavar los vehículos, ¿dónde están los inspectores municipales? ¿Donde está el Ejecutivo, que no aplica las normas? Sólo pido que se trabaje con seriedad y compromiso, no por obligación. Para tener una ciudad más linda, limpia y ordenada ¡pero en serio! Quiero el compromiso de ciudadanos y funcionarios, con reglas claras y correctas; quiero normas y leyes para todos. Miguel Ángel Henríquez, DNI 10.868.858 Neuquén

Miguel Ángel Henríquez DNI 10.868.858 - Neuquén


Comentarios


“¡Cuando la ley es pareja nadie se queja!”