“Cuando la mujer llega acá es porque está desbordada”

La Comisaría de la Familia abrió en mayo pasado y desde entonces no para de recibir denuncias por violencia familiar. La subcomisario Marisol García informó días atrás que sólo en diciembre se presentaron 135 de las 794 denuncias que se formularon en esa unidad.

El año pasado se recibieron 1.477 denuncias por violencia familiar en el Juzgado de Paz y la Comisaría de la Familia. Sólo 61 se tomaron en el resto de las unidades policiales. Gran parte de esas denuncias son casos de violencia de género. García dijo que tomaron 57 denuncias penales.

“Gran parte de las mujeres sufrió, primero, la violencia psicológica, económica, que no te doy 20 pesos, que no te compro nada”, explicó. Además del maltrato a los niños. “Cuando la mujer llega acá (a la Comisaría) es porque está desbordada”, señaló García.

Dijo que la gran mayoría de las denuncias son casos que ocurren en el ámbito intrafamiliar. Indicó que el 71 por ciento corresponde a conflictos conyugales, el 19 por ciento fueron casos de violencia contra adultos mayores.

Explicó que se toma la denuncia según la ley 3040 de violencia familiar y en forma paralela la causa penal.

Resumió que las principales causas que provocan violencia familiar pasan por el consumo de drogas, de alcohol, la falta de educación, de sensibilización y la cuestión económica. García lamentó que no hay ningún organismo público para tratar la problemática de las adicciones. “No vamos a dar abasto si no resolvemos el problema del consumo”, sostuvo.

Dijo que la Comisaría de la Familia “es una puerta de articulación con otras instituciones” para derivar los casos de manera correcta.

Destacó que se logró trabajar de manera articulada con la Secretaría de Políticas Sociales del municipio y el Sistema de Atención Territorial del Consejo Provincial de la Mujer.

García dijo que el 20 por ciento de las denuncias que recibieron fueron de hombres víctimas de violencia familiar.

Opinó que sería importante contar con una fiscalía de género, que aplique un solo criterio. Y reiteró que la prevención es fundamental y trabajar con juntas vecinales, las iglesias para estar presentes en los barrios.

Dijo que existe un equipo técnico abocado a la guardia pasiva, que brinda asistencia primaria las 24 horas de los 7 días de la semana. Son los que trabajan con los casos que se reciben en el teléfono 102. Y otro equipo dedicado a la capacitación y prevención que trabajó el año pasado con iglesias y juntas vecinales.


Comentarios


“Cuando la mujer llega acá es porque está desbordada”