Cuando las papas queman, Atenas lo tiene de hijo

Se recuperó, bajó a Boca y es finalista de la Sudamericana.



Atenas lo hizo. El campeón de la liga se repuso de una paliza y 24 horas más tarde, superó de visitante a Boca Juniors y pasó a la final de la Liga Sudamericana de básquet. Fue 92-84 en la “Bombonerita” de Capital Federal.

El quinteto cordobés cerró la serie 2-1y se medirá ante Uberlandia de Brasil, que eliminó al campeón, Libertad de Sunchales, con un ajustado 86-81.

Después de la victoria “xeneize” (93-49), todos los caminos conducían hacia la clasificación del equipo de Sergio Hernández. Sin embargo, Atenas demostró que es grande de verdad y dio el impacto.

El equipo cordobés nunca perdió el control del juego, apoyado en la gran tarea de Sucatzki (21 puntos) y se fue al descanso largo arriba (44-39).

En el tercero, Boca insinuó una ligera reacción,

pero apareció el eterno 'Pichi' Campana (14 tantos) y el elenco de Mario Milanesio se mantuvo arriba.

En los último diez, el local buscó por todos los medios, pero lo hizo sin orden. Encima, no tuvo eficiencia en la línea de libres (23/40) y nunca pudo pegar el zarpazo. Y por si fuera poco tampoco forzó la salida de los hombres visitantes que a esa altura estaban muy cargados de faltas personales.

El punto de inflexión del juego estuvo a dos minutos del cierre, cuando Atenas ganaba por dos (79-77) y Paolo Quinteros falló dos libres. Después, el norteamericano Pittman convirtió dos dobles decisivos y a cobrar.

Con este éxito, el múltiple campeón extendió su racha (jugaron 55 partidos y ganó 38), pero lo más importante es que confirmó su paternidad en instancias decisivas, tal como ocurrió en la última liga local.

La definición del torneo continental será con ventaja deportiva para Uberlandia, pero con el “griego” nunca se sabe. Sino, pregunten en La Boca.


Comentarios


Cuando las papas queman, Atenas lo tiene de hijo