¿Cuántos fueron y quién les pagó?

La asunción de Daniel Sartor en Desarrollo Social vació de funcionarios, durante varias horas, al gobierno rionegrino. Ahora, la oposición legislativa solicitó que se investigue cuánto se gastó y en concepto de qué viajó con viáticos, para un periplo que se realizó en avión y combi, en un número que aún no se puede determinar.



Tengo la sospecha de que a este mambo lo pagamos entre todos...

- Lo que pasa es que a "Fino" lo queremos tanto, que todos querían ir...

La primera reflexión corresponde a un quiosquero roquense.

La segunda, a un hombre del gobierno rionegrino.

¿Qué tienen en común ambas?

Que se vinculan con un hecho que posiblemente esté en vía a transformarse en un debate que sacuda a la política rionegrina: las características que, en materia de costo de traslado de funcionarios para decir "presente", adquirió la asunción de Daniel Sartor como viceministro de Desarrollo Social de la Nación.

Un hecho sobre el que existe una certeza: el traslado masivo de funcionarios se pagó con fondos públicos.

Ayer, la oposición legislativa motorizó un pedido de investigación destinado a determinar cuánto se gastó y cómo.

El presidente del bloque del PJ Eduardo Rosso pidió al fiscal de Investigaciones Administrativas, Carlos Malaspina, que intervenga y verifique bajo qué norma legal se autorizó el traslado de los funcionarios y empleados.

Rosso pretende saber cuál es el origen de los fondos con los que se afrontaron los gastos de traslados de las distintas personalidades, gastos de cobertura periodística y el uso de una "combi" para trasladar a la delegación más numerosa.

Según se pudo determinar, el día previo a la asunción sólo hubo dos vuelos especiales desde Viedma. Uno se trató de un servicio sanitario y el otro fue el avión -que partió el lunes después de las 20- que trasladó al gobernador Pablo Verani, al ministro José Luis Rodríguez, al director de Administración de la misma cartera Oscar Echeverría, al titular de la aseguradora Horizonte Raúl Berola, al encuestador oficial Ricardo Vignoni y al secretario privado de Verani Alberto Gómez. En el chárter de regreso del miércoles (cuyo costo promedia los 7.000 pesos), el vuelo que trasladó a Verani también permitió el regreso de media docena de funcionarios, incluyendo a Oscar Gómez, de la Unidad Ejecutora del Banco Mundial.

La asistencia rionegrina fue de las más numerosas, entre los funcionarios (Rodríguez, Esteban Rodrigo, Pablo Federico Verani, Miguel Quadri, Alejandro Betelú y Germán Jalabert), los diputados provinciales (Miguel Saiz, Luis Falcó, César Barbeito, Osbaldo Giménez, Hugo Castañón y María Inés García), los intendentes (Julio Arriaga de Cipolletti, Francisco González de Chichinales, José González de Fernández Oro, Leonardo Ballester de Huergo y Ricardo Sarandría de General Roca y, además, la concejala roquense Cinthya Hernández) y, entre otras autoridades, el vocal del Tribunal de Cuentas Pedro Casariego.

Además, una comitiva valletana -que habría exigido una Trafic y un colectivo para el traslado- incluyó al propietario de la oficialista FM "Alamo" de Roca, Carlos A. Fernández, alias "Tony Rey", y al representante rionegrino de la Comisión Nacional de Comunicaciones, Fernando Rodríguez.

Tras la asunción, un grupo menor pero no tan reducido agasajó a Sartor y festejó su incorporación en un restaurante de La Boca.

En fin, una jornada alegre en que algunos conocieron la Rosada. Un gusto que es más gusto si se lo pagan en tiempo de déficit cero. (AV y AR)


Comentarios


¿Cuántos fueron y quién les pagó?