Cuatro mil estudiantes coparon calles neuquinas

Reclaman más presupuesto y se oponen a la Ley Federal.



NEUQUEN (AN).- Unos 4.000 estudiantes, con gran mayoría de secundarios, se adueñaron del centro capitalino con marchas y cánticos en contra de la aplicación de la Ley Federal de Educación, por la ampliación presupuestaria y en defensa de la universidad pública. Los delegados de 19 colegios fueron recibidos por el presidente del Consejo Provincial de Educación (CPE), Mario Pilatti, quien garantizó que la norma “está suspendida y no hay ninguna instrucción política del gobernador de avanzar en sentido contrario”.

En cambio el funcionario no pudo comprometer más recursos para educación en función de la complicada situación que atraviesa la provincia de Neuquén por los incumplimientos financieros de Nación. “No voy a prometer nada que no esté seguro de poder cumplir”, expresó, sin desconocer el atraso en infraestructura educativa e indicar que frente al difícil panorama el gobierno ha priorizado el pago de salarios a los empleados de la administración pública.

A los delegados -uno por colegio- no les satisfizo totalmente la respuesta, esperaban como contestación un contundente no a la ley federal de educación. En el encuentro marcaron contradicciones entre lo que dice y hace el gobierno, y en las prioridades que tiene. Sobre esa base, pidieron que los gastos derivados de la “campaña política”, del “recital de Di Blassio y del premundial de básquet” que acaba de finalizar se inviertan en educación.

El encuentro se desarrolló al mediodía en el salón del CPE en un clima amable y correcto, mientras en la calle los manifestantes enfrentaban la fuerte lluvia con cánticos, tamboriles y pintorescos lanzallamas.

La manifestación -una de las más numerosas- partió a las 10.30 desde el monumento al prócer José de San Martín. Marchó hacia la sede del CPE y desde allí regresó al punto de partida, donde se le unió la caravana integrada por integrantes de los tres claustros de la Universidad Nacional del Comahue (UNC).

La columna, compacta, se extendió a lo largo de cuatro cuadras con carteles y pancartas identificatorios. Pasó nuevamente por el frente del CPE y se dirigió luego a Casa de Gobierno, donde los representantes universitarios intentaron dar una nota en mano al gobernador Jorge Sobisch. No tuvieron suerte: debieron dejarla en la mesa de entradas. El escrito pedía al mandatario que “tome cartas en la defensa de la universidad pública ante Nación” y cumpla con el compromiso tomado en su momento de aportar un millón de pesos al año, vinculado a la importancia que tiene la institución en el desarrollo de la región.

Específicamente solicitan el aporte de 200.000 pesos a la UNC aprobado por la legislatura neuquina.

Luego los estudiantes marcharon nuevamente hacia el CPE, donde los esperaba Pilatti y la vicepresidente del organismo, Cristina Storioni. Expusieron las realidades individuales de sus colegios y la general de la educación, pidieron más presupuesto y apoyo a la universidad pública. La falta de recursos, dijeron, impactó en el cierre de talleres de colegios técnicos que no tienen dinero para comprar una botella de solvente y de la biblioteca del colegio de Ciudad Industrial por falta de personal. Además temen un supuesto cierre del colegio agrotécnico Emeta por desgranamiento escolar.

Pilatti intentó transmitir tranquilidad y si bien no desconoció las situaciones aludidas, se remitió a la situación crítica de la provincia que priorizó el pago de sueldos para preservar “la paz social”, lo cual dijo implicó a las reparticiones resignar recursos. Educación por ejemplo recibió “un tercio menos” de lo que tenía previsto en gastos de funcionamiento.

Docentes irán a la Justicia por corte de servicios

CHOELE CHOEL (AVM).- El ánimo en el sector docente en los últimos días es una rara mezcla de impotencia y bronca. Sobre todo porque con el atraso en el pago de los salarios muchos tuvieron que soportar que les cortaran algunos servicios esenciales como la eléctricidad y el gas.

Tras la reconexión, las autoridades gremiales intentan que la provincia reconozca la deuda que tuvieron que pagar por el atraso en el pago del servicio y la posterior conexión.

“Nosotros queremos que arbitren los medios para que esto no vuelva a suceder y que tengan la suficiente enteresa moral para hacerlo sobre todo porque fue el gobierno quien privatizo las empresas de servicios” se sostuvo desde el gremio docente, Unter.

Los maestros que se vieron afectados fueron cerca de 20, pero a ellos se deben sumar otros trabajadores que también cobraron con retrasos y que sufrieron las mismas consecuencias.

“Además hubo compañeros a los que los tuvimos que ayudar hasta con la comida” agregaron las fuentes.

Desde el gremio además se realizará una presentación en la justicia por esta situación. “Nosotros estamos pidiendo a los docentes, a los que les cortaron los servicios, que traigan las constancias de reconexión, para poder accionar legalmente” dijeron las fuentes gremiales.

Movilizados en Cinco Saltos

CINCO SALTOS (ACS).- Más de 200 personas marcharon ayer por la ciudad en reclamo de mayor presupuesto para el hospital local. Los manifestantes exigieron a las autoridades locales un pronunciamiento público sobre “la política de ajuste” aplicada por las administraciones nacional y provincial.

El frío que apretaba los dientes no fue impedimento para que una gran cantidad de personas acudieran a la convocatoria lanzada por la multigremial de Cinco Saltos pasadas las 19.

Quizás para sanjar el viento helado, la columna salió presurosa desde la plaza San Martín, en tanto a su paso cosechó adhesiones de vecinos que acompañaron con las palmas, la mirada de algunos curiosos y también la indiferencia de muchos que vieron pasar la caravana de pancartas sin adherir a la caminata.

Al llegar al hospital local la concurrencia sumó más de 200 personas, en tanto algunos señalaron que la cifra trepaba a 300. “Exigimos al Concejo Municipal de la ciudad que en no más de tres días se pronuncie sobre el ajuste”, reclamaba el petitorio.


Comentarios


Cuatro mil estudiantes coparon calles neuquinas