Cuatro policías indagados por brutal golpiza

Es por la agresión a adolescentes de la murga Arrayanes. El defensor pidió el sobreseimiento de dos de los agentes.



#

El juez Ricardo Calcagno indagó a los agentes de la Rionegrina. Foto archivo

APREMIOS ILEGALES

Cuatro agentes de la Policía de Río Negro fueron indagados en calidad de responsables de la brutal golpiza que recibieron el domingo 28 de julio seis adolescentes de la comparsa del barrio Arrayanes cuando regresaban a sus casas después de una fiesta.

El juez Ricardo Calcagno indagó a los cuatro policías -cuyas identidades no trascendieron y tampoco se identificó si se trata de los mismos agentes separados por la Jefatura- y deberá decidir en un plazo de diez días la situación procesal.

Según informó el Poder Judicial los agentes fueron informados de los cargos y las pruebas que existen en su contra. Todos prestaron declaración en compañía del defensor de la Policía, Mario Altuna.

El abogado pidió el sobreseimiento de dos de los efectivos policiales y ese planteo fue remitido al fiscal Eduardo Fernández para que opine y luego el juez resolverá la situación procesal.

Familiares de los adolescentes denunciaron apremios ilegales en la vía pública en la Unidad Fiscal de Atención Primaria que reunió tres denuncias e inició la investigación bajo la coordinación del fiscal Fernández.

El hecho que se investiga ocurrió cerca de las 8:30 de la mañana del domingo 28 de julio en calle Onelli entre Yatasto y Padre Rosales. Según el relato de los adolescentes, los agentes policiales los requisaron y luego, 200 metros más adelante fueron interceptados nuevamente y agredidos.

La Justicia cuenta con dos pruebas fílmicas, una de un comercio donde se observa la requisa sin ningún episodio de violencia, y otra aportada por cámaras policiales donde se detecta un abordamiento de efectivos que descienden de una camioneta de la Unidad Segunda.

De forma paralela la Policía de Río Negro inició un sumario administrativo mediante el cual en una primera instancia apartó al comisario Oscar González, jefe de la Unidad 28 y un agente de guardia, por el cargo de responsabilidad funcional por no recibir una denuncia de una de las madres, al día siguiente del hecho.

Luego la Jefatura decidió separar a cuatro policías que prestaban servicio en la Comisaría Segunda quienes serían los agentes que descendieron de la camioneta que interceptó a los adolescentes.

El caso generó la reacción de diversos organismos oficiales como la Secretaría de Derechos Humanos, legisladores oficialistas y organizaciones no gubernamentales que pidieron que se esclarezcan los hechos y se sancione a los policías responsables.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Cuatro policías indagados por brutal golpiza