¿Cuenta regresiva para De Rege?

La continuidad de Mario De Rege en la presidencia del bloque de legisladores oficialistas ingresó en cuenta regresiva.

Ayer, el gobernador Miguel Saiz entendió que la suerte del ex vicegobernador está sellada y, en todo caso, es una cuestión de tiempo.

Frente a ese escenario y en la búsqueda de bajar el impacto político sobre su figura, Saiz se distanciaría del desenlace, favorecido porque hoy viaja a Capital Federal.

Hasta ayer Saiz sostuvo a De Rege. El jueves lo había recibido en la Residencia para renovar su apoyo, aunque también incorporó algunos reparos operativos a la conducción legislativa. Fue insuficiente y pocas horas bastaron para dejarlo al descubierto.

El gobernador le recomendó a De Rege y acordaron una reunión urgente con los legisladores-que se programó para anoche- con el objetivo de neutralizar los planteos internos.

La férrea ofensiva de media docena de diputados y el fracaso de la convocatoria sumaron elementos para la actual inestabilidad de De Rege.

Saiz estaba ayer realmente preocupado.

Una sensación que ya se correspondía con el directo impacto político que ese desplazamiento tendrá en el gobernador, pues ese espacio fue acordado entre De Rege y Saiz, a pesar que después lo ratificaron los restantes referentes internos.

Existía anoche una estrategia gubernamental para demorar el recambio. No había seguridad de lograrlo. Incluso dos opciones se plantean para el reemplazo: el actual vicepresidente del bloque, Daniel Sartor, uno de los más actuales críticos con el manejo presidencial, o el legislador Jorge Pascual, que sería la alternativa más alentada por el mandatario y los suyos.

El oficialismo ayer estaba movilizado, consciente que se definían espacios en la estructura del poder.


Comentarios


¿Cuenta regresiva para De Rege?