Culpable pero con pena diferida





BUENOS AIRES.- Un joven de 18 años fue declarado ayer culpable del asesinato del estudiante y deportista Mariano Iannetta, ultimado en 2009 de cinco disparos. La aplicación de una eventual pena, sin embargo, quedó en suspenso hasta que el joven cumpla el tratamiento tutelar que le impuso la justicia, ya que al momento de cometer el crimen era menor de edad. El joven seguirá alojado en una institución de menores dependiente del Gobierno bonaerense, a la espera de que se evalúe su tratamiento a la luz de la condena por “homicidio criminis causa”, consumado contra Mariano y en grado de tentativa contra Iannetta padre, quien resultó herido y quedó hemipléjico en el mismo hecho. Además, los jueces lo declararon culpable de “robo calificado y resistencia a la autoridad”. En el juicio, el fiscal Fabián Ualde había pedido que se le aplique al joven una condena de prisión perpetua una vez terminado el tratamiento tutelar, al que le quedan unos pocos meses. El asesinato de Iannetta ocurrió el 26 de agosto de 2009, cuando el estudiante de arquitectura y nadador profesional manejaba su Renault Clío y fue interceptado por dos ladrones en el partido bonaerense de San Martín. Lo obligaron a recorrer cajeros y a llevarlos a su casa, donde se desató la balacera que acabó con su vida. (DyN)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Culpable pero con pena diferida