Culpan al Pentágono por torturas a prisioneros

Informe niega que los abusos fueran una política oficial.

WASHINGTON (AP)- Los funcionarios civiles y militares de mayor rango en el Pentágono comparten parte de la culpa por haber creado las condiciones que llevaron al abuso de los presos de la cárcel de Abu Ghraib, señala un informe presentado ayer por una comisión civil independiente de expertos en defensa.

El resultado de la investigación fue presentada en una conferencia de prensa en el Pentágono por James Schlesinger, ex secretario de Defensa que encabezó una comisión de cuatro personas creada en mayo por el secretario actual, Donald H. Rumsfeld.

"Reinaba el caos en Abu Ghraib'', dijo Schlesinger, y "sadismo en el turno de noche''.

El informe dijo que la responsabilidad directa recaía en los comandantes locales en vez de Washington. Sin embargo, los líderes del Pentágono desempeñaban un papel indirecto.

El maltrato de presos, que fue calificado por la comisión como "actos de brutalidad y sadismo sin sentido'' hubiera podido evitarse con el debido entrenamiento, liderazgo y supervisión, indicó. En muchos casos, el abuso no fue cometido con el propósito de obtener información de los prisioneros, agregó.

"Se realizaban actividades por cuenta propia en el turno de noche en Abu Ghraib'', agregó.

El informe no insinuó que Rumsfeld hubiese ordenado cualquiera de los abusos, ni que hubiera hecho algo para alentarlos. Pero indicó que su política creó algo de confusión en los rangos inferiores de las filas militares.

"Los abusos no sólo obedecieron a deficiencias de algunos individuos al seguir pautas establecidas, más bien se debieron a que varios jefes fueron incapaces de aplicar la disciplina correspondiente'', señaló el informe.

La comisión criticó en particular al teniente general Ricardo Sánchez, principal co

mandante estadounidense en Irak en el momento de los abusos, que ocurrieron principalmente entre octubre y diciembre del 2003.

"Creemos que el teniente general Sánchez tendría que haber tomado una medida más drástica en noviembre cuando se dio cuenta de la magnitud de los problemas de liderazgo en Abu Ghraib'', dijo el informe no oficial.

Sadismo contra adolescentes

 

Mientras el escándalo crece. Una nueva investigación del ejército estadounidense asegura que además de prácticas de sadismo contra adolescentes detenidos, a quienes sus captores intimidaban con perros, hubo ocultación de prisioneros, los llamados "prisioneros fantasma", a la supervisión humanitaria. Asimismo se develan datos sobre sodomizaciones realizadas por guardias de la prisión.

El informe, que se difundirá en breve pero que adelantó el diario The Washington Post, también entrega datos respecto a otra práctica al parecer habitual en Abu Ghraib: la de simular el ataque de perros contra los niños allí recluidos hasta que éstos se orinaban de miedo. Las fuentes del Pentágono citadas mantienen que la investigación probará que hubo malas acciones, ilegales, no autorizadas y algunas sádicas Fotografías y videos muestran a prisioneros obligados a masturbarse, golpeados, con electrodos conectados a sus genitales o víctimas de otros vejámenes sexuales.

Militares juzgan a 'chofer' de Osama

GUANTNAMO, Cuba (AP)- El chofer de Osama ben Laden compareció ayer ante la primera comisión militar de Estados Unidos desde la segunda guerra mundial, en una audiencia en que su abogado defensor consideró el proceso injusto.

Salim Ahmed Hamdan, un yemenita de 34 años de edad, sonrió al aparecer ante la comisión sin esposas o grilletes en los pies.

En lugar de ropas de prisión, el barbudo detenido vestía una túnica blanca y una chaqueta de color marrón claro con un chal sobre sus hombros.

El capitán de corbeta Charlie Swift, abogado de Hamdan, dijo en un comunicado difundido antes de la audiencia que proyecta pedir que se desestimen los cargos de su cliente pues éste no ha tenido la oportunidad de cuestionar su clasificación como "combatiente enemigo'' en cortes civiles estadounidenses. Hamdan ha dicho que se limitó a ser el chófer de Osama ben Laden previo a los ataques del 11 de septiembre del 2001.

Pero funcionarios estadounidenses aseguran que hizo más, y que fue guardaespaldas del líder de al-Qaeda y entregó armas a sus agentes. "Este proceso va contra todo aquello por lo que hemos luchado en la historia de los Estados Unidos'', dijo Swift.

Hamdan ha negado todo respaldo al terrorismo. Swift ha presentado una demanda en un tribunal civil, alegando que el plan del gobierno de George W. Bush para procesar a sospechosos de terrorismo ante cortes militares viola las leyes internacionales y de Estados Unidos. De acuerdo al abogado defensor, Hamdan era un peregrino que fue empleado en la granja de ben Laden cuando se dirigía a Tayikistán en 1996 o en 1997, ignoraba las actividades de ben Laden, y nunca luchó contra Estados Unidos.

El caso ha sido transferido a Washington, D.C. De acuerdo a documentos judiciales difundidos a solicitud del periódico Seattle Post-Intelligencer y de otros, Hamdan se quejó de que "se estaba volviendo loco'' luego de ser mantenido en confinamiento solitario. El prisionero ha estado en confinamiento solitario durante unos ocho meses. Antes , estuvo 6 meses bajo custodia en Afganistán.

Otro militar se declara culpable de los abusos

MANNHEIM, Alemania (AFP).- El soldado estadounidense Ivan Frederick confesó ayer ante un tribunal militar norteamericano de Mannheim (sur de Alemania) su culpabilidad en los abusos infligidos a detenidos iraquíes en la prisión de Abu Ghraib, cerca de Bagdad. "El llegó a la conclusión de que con su acto violó la ley y asume la responsabilidad por su conducta", dijo el abogado defensor de Frederick, sargento de la policía militar del ejército de Estados Unidos. Los fiscales aceptaron ya la pena que se impondrá a Frederick tras su confesión.

En mayo pasado, el soldado Jeremy Sivits fue condenado a un año de prisión y dado de baja en el ejército después de que confesara su participación en los abusos y torturas de presos iraquíes en Abu Ghraib. Las sesiones se celebraron en Alemania a pedido de la defensa, que temía por la seguridad de los acusados en Irak pero el juez James Pohl señaló que las próximas audiencias tendrán lugar en Bagdad. El tribunal rechazó la mayoría de las peticiones de la defensa, incluida la de convocar como testigo al secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld. Los letrados argumentaban que las instrucciones de Rumsfeld para que los métodos de interrogatorio fueran más agresivos alentaron a los acusados a cometer esos abusos.


Comentarios


Culpan al Pentágono por torturas a prisioneros