Buscadores de tesoros en la segunda feria de vinilos

Neuquén alberga una nueva edición del encuentro. Alejandro Carpo, uno de sus organizadores, habla de sus preferencias.

14 oct 2018 - 00:00

Hoy tendremos la segunda feria de vinilos en Neuquén.

Está claro que en el mundo los fanáticos de este formato son capaces de coleccionar, adorar y cuidar mucho al disco de pasta.

Es el caso de Alejandro Carpo, el histórico conductor de “Planeta Infierno” en radio CALF. Además de melómano, Carpo es amante de los discos en ese formato.

P- ¿Cuáles son los discos que consideras “incunables” como si se tratara de una biblioteca? Los discos que marcaron un antes y un después en su tiempo.

R- Discos que marcaron “un antes y un después”... Creo que hay un pequeño puñado de discos fundamentales, de esos que definen una época y marcaron un camino. Además, son fundamentales en cualquier discoteca más o menos completa (haciendo la salvedad que nunca una colección está completa).

El primero que me viene es “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band” (1967), The Beatles, sin duda uno de los discos más influyentes de todos los tiempos.

Tenemos a la piedra basal del heavy metal: “Paranoid” (1970) de Black Sabbath. Otro de los fundamentales: “Machine Head” (1972) de Deep Purple, que trae ese tema con el riff de guitarra más conocido del mundo.

Y el disco de unos tipos que cantaban para cambiar el mundo: “Never Mind the Bollocks, Here’s the Sex Pistols” (1977). Resulta que las máquinas también sabían tocar... “Die Mensch·Maschine” (1978) Kraftwerk.

¿Nos metemos con el jazz?... Ahí encontramos “Tutu” (1986) de Miles Davis.

Y algo de este rincón del mundo: Porque el tango algún día tenía que crecer: “Libertango” (1974) Ástor Piazzolla. Cuando estuvieron listos, el rock y el tango se encontraron en “Buenos Aires Blus” (1972) La Pesada.

Bueno, ya sabemos que toda selección es subjetiva, caprichosa y opinable, además de no definitiva; en otra oportunidad podría cambiar la lista que yo mismo acabo de hacer.

P- ¿Por qué no es lo mismo para vos el vinilo que el resto de los formatos? Las ferias de vinilos existen en el mundo entero ¿por qué te parece que sucede el fanatismo de los seguidores de las ferias? ¿tiene que ver con el sonido del disco en sí mismo, o con qué tiene que ver?

R- Desde el principio los LPs te exigen cierto respeto y cuidado. Hay que agarrarlos así y guardarlos asá si no querés que les entre polvillo. Cuidado, se limpian de esta manera; ah, y no le marques los dedos por favor... Y esa pequeña ceremonia que es poner un disco en la bandeja. En la era de lo fugaz y lo virtual e intangible, el disco es un objeto que ocupa determinado lugar y exige cierta atención. Creo que es eso lo que tiene de atractivo. Por supuesto está el tema de la calidez y profundidad del sonido del vinilo. Así que no es lo mismo que el CD, que es un formato bárbaro también.

Recuerdo cuando el vinilo desapareció de las disquerías reemplazado por el CD y su sueño de eternidad. Después las disquerías pasaron a formar parte de la lista de especies en extinción; aunque sobreviven algunos ejemplares, los más poderosos. Cuando el vinilo es redescubierto y revalorado como formato, ya no quedaban fábricas que los produjeran ni bateas que los cobijaran. Así que surgieron las ferias como alternativa. Con sus vendedores itinerantes y compradores ávidos, se renovó la aventura de salir a buscar un disco o encontrar una joya inesperada.

Se ha convertido en un motivo de encuentro, un día puntual a partir de cierta hora en un lugar determinado... ¡momento de feria vinilera! Y ahí van los exploradores de bateas.

Así que la nuestra es hoy, desde las 16 a 22, en el Club YPF (Olascoaga 1470). Llegaran feriantes de diferentes lugares. La entrada es un útil escolar. Invita el Ring Wear Club.

Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.